Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Los Mineros Atrapados y El Enigma Del Número 33.

Son 33 los mineros que quedaron atrapados en un yacimiento en el norte de Chile y 33 los días que tardó la perforadora en terminar el túnel por donde el miércoles se inició su rescate, entre otras coincidencias numéricas que las familias y autoridades se han tomado con humor.

Y por si fuera poco, el esperado rescate se inició el 13 de octubre de 2010, es decir, el 13/10/10, cifras que, sumadas, también dan 33, un detalle que el propio presidente Sebastián Piñera hizo nota al participar en el comienzo del operativo.

El número se repite porfiadamente y está en boca de todos. “La labor total tomó 33 días, un día por hombre, creo en la numerología, algo tiene que haber aquí”, aseguró Mijail Proestakis, gerente de la empresa Driller Supply, que participó en las tareas de perforación del ducto de 622 metros de extensión y un diámetro de 66 centímetros, que partido por dos da también 33.

Para abundar, el recorrido en ambulancia desde el yacimiento hasta el hospital de Copiapó, la ciudad más cercana, dura también 33 minutos, según señaló entre risas el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

“El 33 aparece en todo, todo coincide, es un milagro”, dijo a la AFP María Segovia, hermana del minero Darío Segovia, respecto de esta curiosa circunstancia.

Muchos familiares, de una gran devoción católica, recuerdan también que la edad de Cristo al morir fue de 33 años.

Los 33 mineros quedaron atrapados el 5 de agosto tras un derrumbe en el yacimiento San José, en medio del desierto de Atacama, 800 kilómetros al norte de Santiago. Hasta el miércoles, más de la mitad de los atrapados ya estaba en la superficie.

Desde las profundidades, cuando no dieron con ellos hasta el 22 de agosto, los mineros escribieron en un papel la frase “estamos bien en el refugio los 33″, y lo amarraron a la máquina de sondaje que los ubicó. Esta frase ocupa 33 espacios o caracteres al ser colocados en una página de diario.


El hecho se prestó incluso para una broma. Durante las labores de rescate, periodistas y familiares comentaban sobre la posibilidad de que, al ser llevados al hospital para su chequeo general, el médico iniciase la consulta al paciente diciéndole: “A ver, diga 33″.

Los Científicos Explican Las Muertes Por Vudú y Maldiciones Desde La Sugestión.

Existen numerosos casos documentados en todo el mundo de personas que murieron a causa de una maldición. Pero sin archivos médicos ni autopsias, no se puede saber, a ciencia cierta, cómo fue que fallecieron. Todos estos casos comparten un rasgo común: que una figura que respetaban los maldijo, cantando o apuntándolos con un hueso; poco después, aparentemente, la víctima moría por causas naturales. Publicamos aquí el artículo de Helen Pilcher difundido por el diario argentino La Nación, tomado de New Scientist.

Se puede pensar que sólo ocurre esto en tribus remotas, pero según Clifton Meador, médico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos, las maldiciones están tomando nuevas formas, y tiene datos para probarlo. Tomemos el caso de Sam Schoeman, diagnosticado con cáncer de hígado terminal en la década de los 70, a quien le dijeron que sólo tenía un mes de vida. Shoeman murió, según lo esperado, pero su autopsia reveló que los médicos se habían equivocado. El tumor era muy pequeño y no existía metástasis.

“No murió de cáncer, sino de creer que estaba muriendo de cáncer -explica Meador-. Si todos te tratan como si estuvieras muriendo, uno acaba por creérselo. Todo dentro de tu ser se vuelve hacia la muerte”. Este es un ejemplo extremo de un fenómeno muy extendido. Muchos pacientes que sufren de efectos adversos, por ejemplo, puede que los experimenten sólo porque se les ha dicho que van a aparecer. Es más: quienes creen tener más alto riesgo de cierta enfermedad tienen más posibilidades de adquirirla que quienes tienen los mismos factores de riesgo, pero creen tener bajo riesgo.

Un estudio encontró que era cuatro veces más probable que mujeres que creían ser proclives a experimentar un ataque cardíaco murieran por problemas coronarios, comparadas con otras con iguales factores de riesgo. Parece ser que los brujos modernos visten con batas blancas y poseen estetoscopios.

Un hermano maligno

La idea de que creer que estás enfermo puede enfermarte puede parecer un invento, pero sin embargo existen estudios rigurosos que establecen, más allá de toda duda, que lo opuesto es verdad: el poder de la sugestión puede mejorar la salud. El conocido efecto placebo. Aunque no causa milagros, sí produce efectos físicos mensurables.

El efecto placebo tiene un hermano gemelo maligno: el efecto nocebo, por el cual píldoras y malos agüeros pueden producir efectos dañinos. El término “nocebo” no se acuñó hasta la década del 60, y fue mucho menos estudiado que su contraparte. Después de todo, no es fácil conseguir aprobación ética para estudios diseñados para hacer sentir peor a los pacientes.

Un mal contagioso

Lo que conocemos sugiere que el impacto del nocebo es amplio. “Las muertes a causa del vudú, si existen, pueden representar una forma extrema de este fenómeno”, opina Robert Hahn, antropólogo del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta, Estados Unidos, y estudioso del efecto nocebo. Además, parece que puede incluso ser contagioso. Existen desde hace siglos casos de la enfermedad psicogénica masiva, por la cual síntomas sin causa conocida se extienden dentro de un grupo de personas.

Irving Kirsch y Giuliana Mazzoni, de la Universidad de Hull, en el Reino Unido, realizaron un estudio que mostró que si uno escucha u observa un posible efecto adverso, será más proclive a sufrirlo. Esto pone a los médicos en una situación difícil. “Por un lado, los pacientes tienen derecho a estar informados acerca de qué va a suceder, pero esto hace más probable que experimenten estos efectos”, explica Mazzoni.

Los médicos deben elegir sus palabras con mucho cuidado, para minimizar las expectativas negativas, aconseja Guy Montgomery, psicólogo clínico de la Facultad de Medicina de Nueva York Monte Sinaí: “Todo depende de la manera como se expresa”. También propone que la hipnosis puede ayudar, ya que modifica las expectativas y ayuda a bajar la ansiedad y el estrés, lo que mejoraría el resultado.

Pero ¿es un problema tan serio como para justificar tales medidas? No lo sabemos, porque existen muchas preguntas sin respuestas. ¿En qué circunstancias aparece este efecto? ¿Cuánto duran los síntomas?


Al igual que con el efecto placebo, dependería mucho del contexto. De hecho, el efecto placebo se ve de manera más potente en la realidad que cuando es inducido en un laboratorio, explica Paul Enck, psicólogo de Hospital Universitario de Tubinga, en Alemania, lo que sugiere que el problema del nocebo sería más grave en el mundo real que lo observado en los experimentos de laboratorio diseñados para inducir sólo síntomas nocebo moderados y temporarios.

El Enigma De La Postal Escrita Por Louis Joseph.

Un peregrino que se alojó en el albergue jacobeo de Molinaseca envió en 2000 al propietario del establecimiento una postal en la que se despide como “Louis Joseph, futuro papa Benedicto XVI”, cinco años antes de la elección de Ratzinger con ese nombre. El documento, de autenticidad verificada por calígrafos, se guarda en una caja fuerte y ha motivado una polémica religiosa. La periodista Paloma Gómez Borrero dice que el enigma es “inexplicable”.

Una postal con matasellos del año 2000 que se custodia en una caja fuerte en el albergue jacobeo de Molinaseca, en el Bierzo, es el mayor enigma relacionado con la elección del actual Papa. El misterioso documento protagonizó el contenido del último programa televisivo de Cuarto Milenio en 2010, al que asistió expresamente desde Roma Paloma Gómez Borrero, uno de los periodistas con más facilidad de acceso al entorno del pontífice.

La postal, cuya autenticidad ha sido verificada por expertos, fue enviada cinco años antes de la elección de Ratzinger como Papa al hospitalero Alfredo Álvarez, propietario del albergue de Molinaseca, por un peregrino que le recrimina algunas posiciones religiosas sobre las que supuestamente habrían discutido durante su paso por el hospedaje, y está firmada por “Louis Joseph, futuro papa Benedicto XVI”.

Alfredo Álvarez asegura que al principio no dio mucha importancia a la carta, pero aún así decidió guardarla. Se felicitará de haberlo hecho cuando, en la primavera de 2005, siguiendo por televisión los fastos de la coronación de Ratzinger como Papa, cayó en la cuenta de que el rostro del nuevo pontífice le sonaba. El hombre entronizado en el Vaticano había pasado por el albergue de Molinaseca años antes como peregrino camino de Compostela.

El enigma se reavivó al hilo del malentendido provocado por una entrevista en la que el portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, se felicitaba de que Benedicto XVI regresara a Santiago, dónde había estado años atrás. Pocos días después, Lombardi rectificó sus declaraciones y aclaró que se había confundido y que Joseph Ratzinger jamás había puesto un pie en Santiago.

Los análisis caligráficos efectuados a la misteriosa postal garantizan que no ha sido manipulada, fue enviada en 2000 desde la localidad provenzal de Aprés de Montpellier y que tanto la escritura como la tinta corresponden a un mismo autor lo que, como mínimo, confirma que el documento vaticinó con cinco años de adelanto el nombre del siguiente Papa. Otra cosa es la autoría de Ratzinger, que, de confirmarse, se entendería como un acto de soberbia y arrogancia. En cualquier caso, el Vaticano no ha facilitado manuscritos del Papa para su comparación caligráfica con el texto de la postal. “El calígrafo al que acudí en Madrid garantizó su autenticidad, pero contó con muy poco material manuscrito de Ratzinger , apenas una firma, para poder valorar si es de la autoría del Papa –asegura Alfredo Álvarez–. Lo que sí está claro es que el documento es auténtico. Yo no quiero entrar ahora en si Ratzinger estuvo o no en el albergue. No quiero problemas con la Iglesia ni con el Vaticano. Simplemente guardo un extraño documento auténtico. Y lo cierto es que quien lo escribió o era adivino o sabía ya en 2000 cuál iba ser el nombre del Papa”.

Durante el transcurso del programa Cuarto Milenio, la periodista Paloma Gómez Borrero aventuró que no le parecía escrita por Ratzinger por el tipo de retórica empleada en los argumentos con los que recrimina la postura religiosa de Alfredo Álvarez.


También afirmó que el Papa no hablaba español, algo que niega Alfredo Álvarez, que llegó a ser acusado de falsificador por el obispo de Astorga. “Eso sí que no lo consiento. El documento es auténtico. Otra cosa es quien lo escribió “, dice éste, tras no pocos quebraderos de cabeza. Pero lo cierto es que ahora es la propia Iglesia quien empieza a mostrar una creciente curiosidad por la enigmática postal.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

La Religiosidad Es Una Predisposición Genética.

La predisposición genética del ser humano a la religiosidad está aumentando como consecuencia de la alta tasa de natalidad de las personas religiosas. Esto es lo que ha revelado el estudio realizado por un economista de la Universidad de Cambridge con un modelo matemático basado en datos de investigaciones anteriores.

En tan sólo unas generaciones, señala el modelo, el alelo de la religiosidad se impondrá en la sociedad global, aunque siga existiendo una tasa estable de población secular en el mundo. Este alelo, además de predisponer a la religiosidad, es responsable de otras características humanas, como la tendencia a obedecer a la autoridad o el conservadurismo.

Las personas religiosas tienden a tener más hijos, y este hecho hace que sus “genes religiosos” se expandan por la sociedad. Esto es lo que afirma Robert Rowthorn, profesor emérito de Economía de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, a raíz de una investigación realizada y de la que se ha hecho eco la revista Proceedings of the Royal Society B, según informa Tendencias21.

El estudio de Rowthorn también ha revelado que la predisposición genética a creer en Dios se está incrementando, debido a la alta tasa de nacimientos entre los grupos religiosos más tradicionales, publica la Universidad de Cambridge en un comunicado.

En la revista Physorg, se pone un ejemplo bastante ilustrativo de lo que Rowthorn sugiere: en los últimos 20 años, la población Amish de Estados Unidos se ha doblado, pasando de 123.000 individuos en 1991 a 249.000 en 2010. Este enorme crecimiento se ha debido casi por completo a la alta tasa de natalidad que exige la cultura religiosa Amish, y que propicia una media de seis hijos por mujer.

Genes, no destino

En su investigación, Rowthorn analizó el ejemplo particular de los Amish para comprender cómo las altas tasas de fertilidad de las personas religiosas en todo el mundo afectarían al futuro de la evolución genética humana, a la constitución biológica de las sociedades.

Para su análisis, el científico desarrolló un modelo numérico que demostró que los componentes genéticos que predisponen a un individuo a la religión “viajan” actualmente a través de las prácticas culturales religiosas que favorecen las altas tasas de natalidad.

Según Rowthorn, de esta forma, aunque haya personas que abandonen su religión original y terminen siendo laicas, los genes religiosos que portan (y que también condicionan otras características de la personalidad como la obediencia, el conservadurismo o la tendencia a realizar rituales) seguirán expandiéndose.

En declaraciones del investigador recogidas por Physorg, Rowthorn explica que: “Siempre que la fertilidad de los individuos religiosos se mantenga en una media más alta que la de los seculares, los genes que predisponen a la población a la religiosidad se extenderán. Cuanto mayor sea el diferencial de fertilidad entre religiosos y no religiosos, más rápidamente se producirá esta transformación genética”

El científico añade que, sin embargo: “Esto no significa que todo el mundo se vaya a volver religioso. Los genes no son destino. Mucha gente que está genéticamente predispuesta a la religión puede, de hecho, llevar una vida secular como consecuencia de otras influencias culturales”.

Basado en estudios anteriores

El modelo desarrollado por Rowthorn se basó en datos de anteriores estudios que habían demostrado que la gente religiosa tiene, como media, más hijos que las personas seculares (definidas en este caso como “indiferentes” ante la religión).

Cuanto más ortodoxa es una secta religiosa, mayor es la tasa de natalidad de sus adeptos. Así, sectas como las de los Amish, los Huteritas o los Jaredíes, de judíos ortodoxos, tienen cuatro veces más hijos que la media de la población laica.

Según información obtenida por la World Values Survey de 82 países del mundo, los adultos que asisten a servicios religiosos más de una vez por semana tienen como media 2,5 hijos, las personas que asisten a estos servicios una vez por semana, tienen una media de 2,01 hijos, y aquéllas que acuden a servicios religiosos una vez al mes tienen como media 1,67 hijos.

Gen de la religiosidad

En su modelo matemático, Rowthorn utilizó un “gen de la religiosidad” para representar diversos factores genéticos que se combinan para predisponer a un individuo a la religiosidad, para mantenerse religioso desde la juventud o para convertirse a alguna religión, a pesar de tener un origen laico. Por otra parte, el alelo de la no-religiosidad de este “gen” propiciaría que las personas siguieran siendo o se volviesen seculares.

Si ambos progenitores presentan el alelo de la religiosidad, sus descendientes tenderán más a tener este mismo alelo que los hijos de progenitores que no lo porten. Sin embargo, hijos nacidos de padres religiosos pueden ser portadores del alelo de la no-religiosidad y viceversa: hijos nacidos de padres seculares pueden presentar el alelo de la religiosidad.

Tener este alelo no hace religiosa a una persona, pero sí propicia que ésta presente características inclinadas hacia la religiosidad, explica el investigador. Todos los individuos, tanto de origen religioso como de origen laico, tienen la posibilidad de abandonar la religión o de secularizarse, en función del momento o el lugar en que se encuentren.

Así, “entre las iglesias cristianas de Europa y Norteamérica, las tasas de abandono de la religiosidad son más altas que las de conversión. En algunos casos, como en el de los Amish, estas tasas de abandono están superadas con creces por la alta tasa de natalidad.

Sin embargo, en las iglesias principales, como la católica o la anglicana, la tasa de natalidad no es lo suficientemente alta como para compensar los abandonos. Estas iglesias tienen que apoyarse en la inmigración para mantener su número de adeptos. En otras partes del mundo, como el Este de Asia, las iglesias cristianas están creciendo gracias a las conversiones”, explica Rowthorn.

El alelo religioso triunfa

En términos generales, el modelo matemático creado demostró que, incluso cuando la tasa de abandono religioso es alta, la tasa de natalidad general de las personas religiosas puede provocar que el alelo de la religiosidad se imponga finalmente en la sociedad global.

Además, según dicho modelo, las diferencias entre religiosos y no religiosos en las tasas de natalidad podrían tener un efecto genético significativo en tan sólo unas generaciones.

En un futuro, explica Rowthorn, la fracción religiosa de la población se estabilizará y el porcentaje de personas seculares será amplio. Sin embargo, casi toda esta población secular también portará el alelo religioso, es decir, que casi toda la población tendrá una predisposición genética hacia la religión, aunque lleve una vida secular.

La conclusión del científico es, por tanto, la siguiente: el alelo de la religiosidad triunfará finalmente, modificando la composición genética de la población.

Leyendas, Misticismo y Misterios En El Islote De Es Vedrà

Es Vedrà es, para muchos de los visitantes y habitantes de Ibiza, el lugar más emblemático y enigmático de la isla. Su forma imponente y belleza singular atraen cada año a una gran parte de los miles de turistas que visitan la isla española en el Mar Mediterráneo.

Cientos de ellos se acercan cada verano al suroeste de Ibiza para contemplar desde la playa de Cala d’Hort este extraño islote de 385 metros de altura y apenas 60 hectáreas, sin saber, al igual que muchos de los habitantes de la isla, que el peñón es el centro de numerosas leyendas.

Al parecer algunos investigadores de los fenómenos paranormales sostienen que el lugar, que fue declarado Parque Natural en el año 2002, forma parte, junto al Peñón de Ifach (en Calpe, Alicante) y la costa suroeste de la isla de Mallorca (la mayor de las Baleares), del llamado “Triángulo del Silencio”, una zona de unas características similares al conocido Triángulo de las Bermudas.

Varios pescadores han afirmado haber visto pasar por debajo de sus embarcaciones objetos extraños mientras navegaban por las aguas cercanas a Es Vedrà y a su vecino Es Vedranell (un islote similar pero de menor tamaño situado a pocos metros del peñasco).

Y de la misma manera que Cristóbal Colón y su tripulación reportaron en su época el avistamiento de luces extrañas frente al célebre Triángulo de las Bermudas, varias personas aseguran haber observado luces extrañas salir y entrar del agua sin poder otorgarles una explicación racional.

Algunos nadadores, entre ellos el campeón de España de caza submarina José Amengual, gran conocedor de las aguas mediterráneas, han constatado haber sentido extraños “ruidos metálicos” de una gran intensidad en las profundidades de sus aguas y haber visto a “bandadas de peces cambiar de rumbo” al escuchar tales sonidos.

Existe la teoría de que el místico islote alberga bajo sus aguas una base de objetos voladores no identidicados (OVNIS).

Según algunos de los psíquicos y parapsicólogos que lo han visitado, la enorme mole de piedra es un extraordinario acumulador de energía similar a las pirámides de Egipto, al famoso Stonehenge o a las estatuas de la isla de Pascua.

Esto ha llevado a pensar a algunas personas que los objetos no identificados avistados en los alrededores del lugar en los últimos años se desplazaron hasta la zona para aprovecharse de su energía o esconderse en sus profundas aguas.

Hay quien dice que en el deshabitado islote, en el que apenas existen unas pocas especies vegetales dado el elevado nivel de salinidad del aire, la concentración de minerales y metales es tal, que el campo magnético en torno a la isla desorienta a las palomas mensajeras y crea interferencias en los radares de barcos y aviones.

En este sentido, muchos isleños recuerdan con sorpresa el llamado “Caso Manises”, uno de los avistamientos ovnis más importantes de España. Este es el caso del periodista y escritor ibicenco Josep Riera, uno de los máximos responsables de la difusión de los mitos que asolan al místico islote.

Riera, que trabajó entre los años 1973 y 1986 en el Diario de Ibiza (el periódico local de mayor difusión de la isla), informó durante años a los miles de isleños sobre las leyendas y los testimonios relativos a Es Vedrà.

El periodista -que actualmente se dedica a escribir en su página de Internet y a otras actividades, como la investigación de fenómenos paranormales -, comenta que fue precisamente el día 11 de noviembre de 1979 (a las 11 p.m. del día 11 del mes 11) cuando un avión que se dirigía desde Palma de Mallorca a Tenerife se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso en el aeropuerto valenciano de Manises después de haberse visto acosado durante más de ocho minutos por un objeto volador no identificado “justo en la mismísima vertical del islote Es Vedrà”.

Josep Riera compara el peñón con un centinela de piedra encargado de la protección de la isla de Ibiza a la cual pertenece y señala: “El gran responsable -sin siquiera saberlo, por supuesto – del clima de espiritualidad de la zona y de que, poco a poco, creciera la ‘leyenda’ sobre Es Vedrà es el padre carmelita Francisco Palau, que estuvo en esa peña como ermitaño en la segunda mitad del siglo XVIII, tras ser desterrado a Ibiza desde Cataluña”.

El padre Palau, fundador del monasterio de las Carmelitas Misioneras en la localidad ibicenca de Es Cubells y responsable de la “recristianización” de la isla de Ibiza, relató en una de sus obras algunas de las numerosas experiencias y visiones que vivió en el islote entre los años 1854 y 1860 como avistamientos de “damas de luz” y “seres celestiales”.

“Antes de que el carmelita llegara a Ibiza, no he encontrado documentación ni testimonio alguno que me permita afirmar que hubiera alguna leyenda, creencia o mito sobre el islote de Es Vedrà, exceptuando quizás una rondalla de Joan Castelló Guasch titulada El gegant des Vedrà“, explica Josep Riera. Pero las rondalles eivissenques son cuentos tradicionales pertenecientes a la cultura popular y al folklore de la isla, y en ellas se mezclan la realidad y la ficción.

Riera comenta también cómo toda esta serie de leyendas y artículos que él fue publicando “calaron hondo en una sociedad que al mismo tiempo vivía el fenómeno de los hippies en unas islas cuyas playas pisaron los miembros de Pink Floyd, Deep Purple, Bob Dylan, Eric Clapton, Bob Marley… En una generación que daba paso a otra más romántica pero también más mística, y que en los años 80 seguía las enseñanzas de los lamas tibetanos en Sant Llorenc, o de los gurús de la Meditación Trascendental en Sant Miquel, y cuyo paso siguiente vendría representado en los 90 por la new age con toda su carga de esoterismo, misticismo, creencias heterogéneas, meditaciones o rituales de wicca en las noches de luna llena en la playa de Cala d”Hort… Aquí hay mucha, mucha historia que contar…”


Sin embargo y a pesar de todo, Es Vedrà sigue siendo curiosamente para la mayoría de los isleños y turistas el lugar más mágico de la isla de Ibiza.

Investigador Británico Dice Que La Última Cena Fue El Miércoles Antes De La Crucifixión.

Un experto británico en historia bíblica llegó a la conclusión de que la Última Cena de Cristo tuvo lugar el miércoles antes de la crucifixión, un día antes de lo que indica la tradición.

El profesor Colin Humphreys de la Universidad de Cambridge se validó de investigaciones históricas, bíblicas y astronómicas en su nuevo libro, “El Misterio de la Última Cena”, para intentar fijar el día exacto de la última cena compartida por Jesucristo con sus discípulos, informa The Daily Telegraph.

Los investigadores se han preguntado durante mucho tiempo por la razón de una aparente inconsistencia bíblica: así, mientras que los evangelistas Mateo, Marcos y Lucas afirman que la Última Cena coincidió con el comienzo de la Pascua judía, Juan sostiene que tuvo lugar antes.

El profesor Humphreys cree que Jesús, junto con Mateo, Marcos y Lucas, pudieron utilizar un calendario distinto del empleado por Juan.

Según su hipótesis, Jesús se atuvo a un viejo calendario judío en lugar de regirse por el calendario lunar oficial que estaba muy extendido en los años de su muerte.

De esa forma, la Cena de Pascua -y Última Cena- se habría celebrado el miércoles, lo que explica que ocurrieran muchas cosas entre ese evento y la crucifixión.

Así, la detención, el interrogatorio y los juicios a los que fue sometido Jesús no tuvieron lugar en el espacio de una sola noche.

lunes, 7 de septiembre de 2015

La Verdadera Historia De Lucifer, El Ángel Caído.

La simple mención de su nombre parece evocar el olor del azufre. Se le imagina como el ángel más bello de la creación y también como el causante del mayor drama cósmico jamás ocurrido. Cuenta la leyenda que, seducido por su propio orgullo, arrastró a una gran parte de los ángeles que adoraban a Dios, provocando una rebelión cuyas consecuencias. últimas son la existencia del dolor, la maldad y la muerte en el mundo. Lucifer es considerado desde entonces como el ideólogo del mal, el instigador del lado oscuro del hombre, el tentador primero. Pero su historia está llena de contradicciones, y una de ellas es la ausencia de una verdadera historia.

Porque un acontecimiento de tal magnitud, de tamaña trascendencia para el ser humano, no podía pasar desapercibido para los autores de la Biblia. En sus páginas deberíamos encontrar un relato pormenorizado del suceso y de cuáles fueron sus causas.

Pero no es así. De hecho, el nombre de Lucifer ya no aparece en ninguna Biblia moderna, aunque sí estuvo presente en las antiguas. Fue borrado de la historia, pero no de la leyenda. En realidad, todo el mito moderno de Lucifer parte de un equívoco, de un simple error de traducción.

“Lucifer” es una palabra latina que significa “portador de la luz”. Fue empleada por San Jerónimo en la elaboración de la Vulgata —la versión en latín de la Biblia— para traducir el término hebreo Helel (literalmente «resplandeciente») de un texto de lsaías. Fue una elección meditada, que buscaba conciliar los distintos sentidos que —según algunos— el texto hebreo parecía contener. Y es que, ya en aquella época, algunos “Padres de la Iglesia” habían creído encontrar en aquellas palabras ¡la descripción de la caída de Satanás!

Hasta aquel entonces Lucifer —también conocido como Heósforo— era tan sólo un dios menor de la mitología grecorromana, un hijo de la diosa Aurora que nada tenía que ver con las tradiciones judías o cristianas. Su condición de descendiente de los dioses influyó en la elección que realizó San Jerónimo.

Pero, ¿qué decía en realidad el texto de Isaías? El profeta recogía la siguiente sátira, compuesta por Yahvé evocando la derrota de su enemigo, el rey de Babilonia: «¿Cómo has caído del cielo, astro rutilante, hijo de la aurora, y has sido arrojado a la tierra, tú que vencías a las naciones? Tú dijiste en tu corazón: “El cielo escalaré, por encima de las estrellas de El elevaré mi trono y me sentaré en la montaña del encuentro, en los confines del Safón; escalaré las alturas de las nubes, me igualaré a Elyón (el Altísimo)”. Por el contrario, al sol has sido precipitado, al hondón de la fosa» (Is. 14, 12-11).

La Vulgata empleó la palabra Lucifer en la traducción de la primera frase:

«¿Quomodo cecidisti de coelo, Lucifer qui mane oriebaris?…» Las sucesivas versiones a las lenguas vernáculas conservarían sin traducir esa palabra latina: «¿Cómo caíste del cielo, oh Lucifer, hijo de la Aurora?…» Desde entonces, Lucifer fue considerado un nombre propio. Había nacido la leyenda del ángel rebelde, el mito grecorromano resurgía, la leyenda pagana se cristianizaba y el origen del mal en el mundo había sido, por fin, hallado. Se había creado un nuevo nombre y un nuevo personaje.


El mito sobreviviría luego al paso de las edades y muchas leyendas medievales se nutrirían de estas ancestrales raíces, creando relatos de gran belleza y simbolismo, pero Isaías -su autor primigenio- sabía muy poco de mitología clásica. Sus fuentes pertenecían a un ámbito cultural muy diferente y el fondo de sus palabras reflejaba un drama que nada tenía que ver con batallas cósmicas entre ángeles, pero sí de luchas entre dioses. O al menos entre hijos de los dioses…

Tierra Prohibida: ¿Por qué Google Earth No Puede Mostrar Israel?

Una joya para los conspiracionistas. Desde que Google lanzó su servicio de Google Earth en el 2005, sus imágenes satelitales han cambiado la forma en la que vemos el mundo, con aplicaciones en campos tan distintos como los bienes raíces, el arte satelital, el periodismo y, por supuesto, el espionaje militar. A través de Google Earth vimos la devastación del terremoto en Haiti; el mismo servicio de mapeo fue usado por los terroristas de Mumbai en el 2008; y es utilizado todos los días para visitar los parajes más lejanos de la Tierra sin tener que moverte de tu escritorio, en una especie de magia remota.

Sin embargo, existe una zona del planeta a la que nadie se puede acercar con esta tecnología de Google: el territorio de Israel. La tierra prohibida.

En 1997 el Congreso de Estados Unidos aprobó la National Defense Authorization Act, una acta que contiene una sección titulada ”Prohibition on collection and release of detailed satellite imagery relating to Israel”, una orden regulatoria de la diseminación de imágenes magnificadas (con zoom) del territorio israelí.

El sitio Mother Jones recibió el siguiente comunicado de Google: «Las imágenes de Google Earth provienen de distintas fuentes, tanto comerciales como públicas. Obtenemos nuestras imágenes de compañías sitas en Estados Unidos sujetas a la ley de Estados Unidos, incluyendo la reforma Kyl-Bingaman a la ley de la Autorización Nacional de Defensa de 1997, la cual limita la resolución de imágenes de Israel que pueden ser comercialmente distribuidas».

La regulación también se extiende a territorios ocupados por Israel como la Franja de Gaza. Sin embargo, Turquía ha anunciado que con el lanzamiento de su satélite GokTurk, programado para el año 2013, proveerá imágenes satelitales detalladas de Israel, posibilidad que generó la molestia de los oficiales israelíes.

Está claro que Israel ha cabildeado en Estados Unidos para tener una ley exclusiva que protege su territorio del mapeo satelital en alta resolución. Un privilegio que hace sospechar ampliamente sobre lo que sucede dentro de su territorio (lo que quiere ocultar) y la relación de pleitesía que tiene Estados Unidos con el estado israelí (recientemente vimos como el líder de los judíos Askenazi de Israel advertía a Obama que debía liberar a un prisionero político si quería mantener la presidencia en el 2012). Si Guatemala o Madagascar (o cualquier otro país) le pidieran a Estados Unidos que no distribuyera imágenes satelitales de alta resolución, ¿accedería? ¿O es Israel una especie de suprapotencia secreta, cuyos intereses están salvaguardados desde dentro de las llamadas potencias, como Estados Unidos y Gran Bretaña, en los círculos más secretos de la élite?


De cualquier forma, el proteccionismo de Israel nos permite imaginar con licencia todo tipo de teorías conspiratorias sobre lo que oculta este país, por naturaleza dado al secretismo y a la connivencia.

El Mapa Del Universo, Como Un Cerebro Humano.

El Universo es mucho más denso de lo que parece cuando miramos las estrellas desde la Tierra. Las constelaciones forman filamentos que, vistas en su conjunto, recuerdan al enmarañamiento neuronal de un cerebro humano, compuesto por cientos de miles de millones de astros.

Esta es la imagen a la que recuerda el mapa que ha logrado realizar el equipo dirigido por el astrofísico norteamericano, y Premio Nobel de Física en 2006, George F. Smoot. Smoot, profesor en la Universidad de Berkeley (California) presentó recientemente en España, dentro del Starmus Festival, celebrado en Tenerife, los últimos resultados de una cartografía en la que lleva trabajando muchos años y que continuamente se actualiza con nuevos datos.

“Cuando se observa este mapa no es difícil imaginar que pueda haber 3.000 o 4.000 millones de planetas habitables”, comentaba en un auditorio de ex astronautas de la NASA, cosmonautas, astrónomos y biólogos de prestigio.

Smoot, que estudió el fondo de radiación de microondas producido tras la explosión del Big Bang, gracias al satélite artificial COBE, demostró que poco después de esta explosión había en el Universo unas irregularidades que fueron las semillas de la posterior formación de las galaxias. Buena parte de los datos recabados para este mapa fueron conseguidos con el COBE, con su sucesor el satélite WMAP y con el Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA).

“Cada uno de los puntos que aparece es real, ha sido visto desde el espacio o con telescopios terrestres. Por ello aparece como dos alas de mariposas: las zonas oscuras lo están porque hacia allí no estamos mirando”, aseguraba a preguntas de los asistentes a su conferencia. Sus estudios han permitido averiguar cómo se organizan las galaxias: “Mil millones de galaxias forman un filamento y son de diferentes colores y formas. De momento hemos conseguido información de dos millones de galaxias, pero en 2015 quiero alcanzar los cinco millones y hasta los 15 millones, conseguir medir más de un millón al mes”, adelantaba. Es su proyecto BIGBOSS.


El astrofísico explicaba que es la fuerza de gravedad la que hace que pequeñas estructuras se organicen en otras cada vez más grandes. Según sus estimaciones, el Universo podría ser 100 veces más grande de lo que se ha conseguido ver hasta ahora.

sábado, 5 de septiembre de 2015

Hugo Chávez y La Maldición De Simón Bolívar.

Simón Bolívar “El Libertador” yacía tranquilo en su sepulcro, hasta que al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se le ocurrió la feliz idea de profanar su tumba. El hecho es que de las cinco personas que fueron las principales protagonistas del hecho, cuatro de ellas han muerto y la que sigue viva a la fecha padece un grave cáncer. Los venezolanos han denominado esta coincidencia como “La maldición de Bolívar”, quien para los sudamericanos es una figura legendaria.

Las personalidades públicas que han fallecido después del día de la profanación (que por cierto eran simpatizantes del loco proyecto socialista de Chávez) son: William Lara quien muere en extrañas circunstancias, el general Müller Rojas, Luís Tascón y Clodosvaldo Russian. Todos muy allegados al presidente, por lo que fueron invitados al sacrilegio, pero al parecer pagaron cara su osadía de incomodar a Simón Bolívar.

Aquí cabe recordar dos proclamas históricas que hizo el Libertador: “Juro por el Dios de mis padres, juro por mi patria, juro por mi honor, que no daré tranquilidad a mi alma, ni descanso a mi brazo hasta no ver rotas las cadenas que oprimen a mi pueblo por voluntad de los poderosos” y “Hasta que cesen los partidos y se consolide la unión, no bajaré tranquilo al sepulcro”.


De los cinco participantes en un acto grotesco para el pueblo venezolano, sólo queda vivo Hugo Chávez, quien fue el autor intelectual del desagravio a Simón Bolívar; pero vemos al mandatario aquejado por una enfermedad mortal como es el cáncer. Según José Vicente Rangel todo está controlado, pues se eliminó de raíz el mal porque el tumor maligno estaba encapsulado, pero según una investigación del diario El País y El Periódico de España, el cáncer es de colon y hubo metástasis, con lo que hay que comenzar con quimioterapias. ¿Cuál será la verdad de la enfermedad? ¿Será genuina la maldición? El tiempo lo dirá…

Descubren Las Ruinas De La Ciudad Bíblica Del Rey David.

Arqueólogos descubrieron en Israel restos de la que podría ser la ciudad bíblica del rey David, la primera evidencia de que el antiguo imperio judío existió.

La Biblia hace mención de un poderoso reino de David –el segundo rey de Israel- en el siglo X a.C., el cual se extendía de Egipto hasta el Éufrates, sin embargo, nunca se ha encontrado evidencia de que existió.

Actualmente, un descubrimiento arqueológico en Khirbet Qeiyafa, en el Valle de Elah, a 30 kilómetros de Jerusalén, parece dar señales de un establecimiento judío.

El profesor Yosef Garfinkel, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, dijo que la evidencia encontrada en el lugar incluye un fragmento de cerámica con una inscripción que se cree es de una forma antigua de hebreo y semillas de aceitunas que datan de 3,000 años atrás.

“Los edificios y el muro de la ciudad son colindantes. Esto es típico del concepto urbano de Judea”.

“Tenemos huesos de animales. Había miles de huesos de animales. Tenemos borregos, ganado y cabras. Pero no tenemos cerdos. En las ciudades de Canaan y Filistea puedes encontrar hasta un 20% de huesos de cerdos”, agregó Garfinkel.

Sólo se ha excavado el 10% del lugar, por lo que es probable que haya más hallazgos significativos.

El reino de David se describe en la Biblia como el primer Estado judío, así como los primeros rasgos del judaísmo, cristianismo e islamismo, pero durante décadas ha sido calificado por arqueólogos como sólo una historia.

En una región donde la historia, creencias e ideologías pueden jugar un papel tan importante, el descubrimiento es polémico. Otros arqueólogos desacreditan la trascendencia del hallazgo.

El profesor Israel Finkelstein, de la Universidad de Tel Aviv, destacó que los restos no son evidencia de un poderoso Estado bíblico.

“No estamos hablando de algún gran imperio con una maravillosa capital, como consideramos a Asiria en el siglo IX a.c., o incluso el reino del norte de Israel en el siglo IX. a.c. Aquí estamos en una fase formativa del surgimiento de Judea”.

“Khirbet Qeiyafa no hace a Judea un gran imperio con grandes ejércitos”, agregó Finkesltein.

Garfinkel argumentó que aunque no fuera el gran imperio de la Biblia, su existencia es significativa.


“Lo que la gente está tratando de hacer es decir que el Reino de Judea nunca existió. Lo que yo digo es que sí existió. Es uno pequeño, no tan glorioso como la Biblia lo presenta. Pero eso no significa que no existiera”.

Encontraron La Tumba Del Apóstol San Felipe.

La tumba de San Felipe, uno de los 12 apóstoles de Jesucristo, fue descubierta en la provincia de Denizli, suroeste de Turquía, informó la agencia semioficial de noticias Anatolia.

El descubrimiento tuvo lugar en Hierápolis (Pamukkale), en el antiguo sitio de excavación de Denizli, informó el italiano Francesco D’Andria, jefe del equipo de excavación.

La gente creía que la tumba de San Felipe estaba en la “Colina de los Muertos” en Hierápolis, pero el equipo de D’Andria descubrió una nueva iglesia en ruinas a 40 metros de la colina donde yace la tumba del apóstol San Felipe.

“El descubrimiento de la tumba de San Felipe, que es una figura muy importante en la cristiandad, tendrá un tremendo impacto en el mundo”, dijo D’Andria poco después del gran éxito del equipo.

D’Andria dijo que los arqueólogos han estado trabajando durante años para buscar la tumba de la figura bíblica y que finalmente lograron llegar al monumento al trabajar en las ruinas de una nueva iglesia recién desenterrada en Hierápolis.

Hierápolis es una ciudad antigua y también Sitio Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). La ciudad, que es famosa por sus históricos manantiales de agua caliente usados como balneario desde el Siglo II, es una mezcla de influencias paganas, romanas, judías y cristianas.

La tradición antigua asocia a Hierápolis con San Felipe el apóstol, que se cree murió en la ciudad alrededor del año 80 después de Cristo. Se cree que el apóstol, que predicó en Grecia, Siria y Frigia, fue martirizado en Hierápolis.

La leyenda dice que San Felipe fue crucificado de cabeza o martirizado con la decapitación. Luego de la muerte del apóstol, se erigió en su honor una tumba octagonal llamada “El Martirio” en el lugar donde se cree fue martirizado.

jueves, 3 de septiembre de 2015

El Rechazo Produce Dolo y El Amor Lo Calma.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Michigan (UMICH) en Ann Arbor, en Estados Unidos, demuestra que las mismas regiones del cerebro que entran en actividad como respuesta a las experiencias sensoriales dolorosas se activan durante las experiencias intensas de rechazo social.

Derramarse encima una taza de café caliente, pensar acerca de cuánto se sintió el rechazo al mirar la fotografía de una persona con la que se haya experimentado recientemente la ruptura de una relación, al parecer, causan tipos de dolor muy diferentes. Pero esas penurias pueden ser más similares de lo que pensamos”, según el psicólogo social de la Universidad de Michigan, Ethan Cross, autor principal del trabajo.

El estudio UMICH ha establecido que existe una superposición neural entre estas dos experiencias en las regiones del cerebro, que se tornan activas cuando las personas experimentan sensaciones dolorosas en su cuerpo.

Investigaciones previas no habían mostrado una relación entre el dolor físico y el dolor emocional, pero en ellos se había utilizado un acontecimiento menos dramático, como simplemente que a uno le digan que no le cae bien a otra persona. En este caso, los voluntarios fueron personas que de hecho habían sido rechazadas y aún lo estaban sintiendo.

Existe evidencia de que el estrés emocional, como por ejemplo al perder a una persona amada, puede afectar físicamente a la gente, y estudios como éste pueden ayudar a los investigadores a idear formas de ayudar a las personas sensibles a la pérdida o el rechazo.

Los investigadores reclutaron a 40 personas que experimentaron la quiebra de una relación romántica en los últimos seis meses, y que pensar en su experiencia de la ruptura los llevaba a sentirse intensamente rechazados.

Cada participante completó dos tareas, una relacionada con sus sentimientos de rechazo y la otra acerca de sus sensaciones de dolor físico.

Dolor del alma, dolor del cuerpo

Durante la tarea de rechazo, los participantes vieron una foto de su expareja y pensaron acerca de cómo se sintieron durante la experiencia de la ruptura, o miraron una foto de un amigo y pensaron acerca de una experiencia positiva reciente con esa persona.

Durante la tarea de dolor físico, se les sujetó al antebrazo un artefacto térmico, que en algunas pruebas suministró un estímulo doloroso pero tolerable similar a cuando se tiene en la mano una taza de café caliente, y en otras pruebas proporcionó un estímulo cálido pero no doloroso.

Si el rechazo produce dolor, el amor parece calmarlo, de acuerdo a otra investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en California (Estados Unidos), que ha comprobado que los sentimientos de amor apasionado pueden aliviar el dolor con la misma eficacia que los analgésicos e incluso que algunas drogas ilegales, como la cocaína.

Este fenómeno es posible porque el amor intenso activa las mismas regiones del cerebro donde actúan los medicamentos destinados a calmar el dolor: el sistema de recompensa cerebral, que es el encargado de generar recompensas bioquímicas ante determinados estímulos que recibe la persona.

“En los sistemas de recompensa se genera la dopamina, una hormona y a la vez un neurotransmisor (mensajero químico que intercomunica las células nerviosas) que influye en nuestro estado de ánimo, en nuestra gratificación y en nuestra motivación”, explica el investigador médico Sean Mackey, que ha dirigido el estudio de Stanford.


“Cuando las personas se encuentran en la fase del amor más apasionada existen alteraciones significativas en su estado de ánimo que impactan sobre su experiencia del dolor”, asegura Mackey.

El Apóstol San Bartolomé y La Diablesa.

Según la tradición, el origen de la diablesa al lado de muchas de las imágenes que se conocen de de San Bartolomé, cuya festividad se celebra este 24 de agosto, se debe a la victoria de este sobre el ídolo Astaroth/Astarté y sobre sus sacerdotes en Armenia. Cuando San Bartolomé demostró que Astaroth no era ningún dios con poder curativo sobre los enfermos que allí acudían a curarse, este enmudeció, y de su estatua salió un demonio negro atado con cadenas que confesó el engaño a que tenía sometidos a los habitantes de Armenia y que había quedado encadenado como consecuencia de la predicación de San Bartolomé, apóstol del dios verdadero.

Enterado de este acontecimiento, el rey Polibio de Armenia le mandó llamar para que curase a su hija, que estaba endemoniada. Al ser testigo de la curación de su hija, el rey quiso pagarle al santo con riquezas, pero éste las rechazó y, después de su sermón, se convirtieron al cristianismo el rey (que abdicó) y los habitantes de la ciudad. El sucesor en el trono fue Astiages, que se mantuvo en el paganismo y ordenó el martirio de San Bartolomé, instigado por las protestas de los sacerdotes de los templos abandonados.

Una treta del demonio – de las menos mencionadas tal vez – es la de la aparente curación. A la común imagen de un ser horrible que siembra el mal evidente, se confronta una realidad más astuta, que siembra el error en un campo aparentemente bello y seguro. Ésto vio el apóstol, y así curó de su ceguera al pueblo armenio que se hallaba sometido por ignorancia en las garras de Astarté.

Cuenta el testimonio de San Isidoro de Sevilla, Eusebio de Cesárea y Nicéforo – convertido luego en tradición de la Santa Iglesia -, que en una ocasión San Bartolomé Apóstol , habiendo predicado el Evangelio en Licaonia, pasó a la India, y después a la Menor Armenia, y en una ciudad de ella entró en un templo donde era adorado Astaroth (también conocido como Astarté).

Estaban allí muchos enfermos esperando ser sanados por aquel demonio, el cual, por ser astutísimo, usaba de un engaño con aquella miserable gente, permitiéndolo Dios por sus pecados, y era que cegaba a unos, poniéndoles en los ojos impedimentos para que no viesen, y a otros impedía sus miembros, pies o manos, de la misma forma, y en semejante manera hacía otros males. Después daba orden de que se los trajesen a su presencia en aquel templo, y sus sacerdotes le rogasen los sanase, y quitaba él aquellos ocultos impedimentos, y luego eran sanos. A otros que él no había enfermado, también usando de remedios naturales y medicinas ocultas, por algún breve tiempo los curaba. Había otros enfermos que, por no poder aprovecharse de medios semejantes, se los dejaba como habían venido, echando excusas aparentes de que por culpa de ellos mismos no los sanaban.

Además de estos engaños que hacía Astarot/Astarté, daba también oráculos, avisando de cosas que habían de suceder, y como hablaba a tiento, unas veces acertaba, otras mentía, aunque no le faltaban modos como colorear sus mentiras. Por todo esto era aquel ídolo famoso, concurría a él gente de muchas partes, tenía muchos sacerdotes que hacían con él grandes ganancias, y el mismo rey de aquella tierra, llamado Polibio, le estimaba en mucho, aunque nunca le había podido sanar una hija que tenía que había enloquecido. Entrando, pues, el apóstol San Bartolomé en el templo, enmudeció el demonio, y no hizo más cura en enfermo alguno. Habiendo visto esto sus sacerdotes, y que iban a quedarse sin oráculo por este motivo, ni responder a cosa que le preguntasen, acordaron de consultar otro demonio llamado Berit (o Berito), de otra ciudad cercana. Y preguntándole por qué Astarot no hablaba, el mismo respondió:

-Porque Bartolomé, apóstol del verdadero Dios, entró en esa ciudad y templo, y le tiene encadenado con cadenas de fuego. Y así, harto tiene que entender en sus duelos, sin tomar cuidado de otra cosa. Y si acaso fuese que vieren al apóstol Bartolomé que digo, rogadle de mi parte que no venga aquí, para que no me suceda lo mismo que a Astarot.

Por esto que dijo aquel demonio se tuvo noticia del apóstol, y el rey le rogó que curase a su hija trastornada, y era un demonio que se había apoderado de ella, y a tiempo hacía locuras grandísimas: a manera de un perro rabioso mordía y despedazaba todo lo que podía haber a las manos, tanto que era necesario tenerla atada con cadenas. San Bartolomé la hizo desatar y lanzó de ella al demonio, quedando con perfecta salud. Y fue gran consuelo para sus padres. Predicó allí a Jesucristo, y para prueba de lo que predicaba, y la ceguedad en que antes estaban adorando a Astarot, llevó al rey y a mucha gente a su templo, donde estaban los sacerdotes de aquel ídolo, y estando callados todos oyóse una voz terrible y espantosa del mismo ídolo, que dijo:

-Oh gente miserable y ciega, ¿para qué me ofrecéis a mí sacrificios, que ni soy Dios ni tengo poder alguno, antes estoy atado con cadenas de fuego por los ángeles ministros de Jesucristo, cuyo Evangelio predica Bartolomé, apóstol suyo?


Le mandó que declarase los engaños que hacía en los enfermos que sanaba, y los declaró, por lo cual todos los presentes creyeron en Cristo y echaron sogas a la estatua, derribándola en tierra hecha pedazos, y aparecieron por las paredes muchas cruces hechas por ministerio de ángeles. Vieron así mismo al demonio, que salió del ídolo en figura de hombrecillo negro, con el rostro prolongado y una barba larga, los ojos encendidos como fuego, y echando de ellos centellas, y por las narices lanzaba un humo negro y hediondo. Los cabellos de la cabeza le llegaban hasta el suelo, cubriéndole un cuerpo feísimo y mal hecho. Tenía muchas cadenas de fuego alrededor de sí. Era de tan mala figura que el rey y todo el pueblo que le vio quedaron como atónitos y asombrados. Entonces le ordenó el Apóstol que se fuese al desierto y no apareciese más entre la gente, y él obedeció.

El Estramonio, Una Planta Empleada Por Las Brujas.

Con el título “El estramonio y los orgasmos de las brujas”, el diario ABC ha publicado un artículo de G.D. Olmo, que reproducimos a continuación. «El vulgo cree, y las brujas confiesan, que en ciertos días y noches untan un palo y lo montan para llegar a un lugar determinado, o bien se untan ellas mismas bajo los brazos, y en otros lugares donde crece vello, y a veces llevan amuletos entre el cabello». Esta cita de un documento del siglo XV recogida por el profesor Antonio Escohotado en su monumental Historia General de las Drogas ilustra una de las explicaciones que se han dado el origen histórico de la imagen arquetípica de las brujas volando sobre sus escobas. No era el estramonio, tan de actualidad ahora, la única sustancia que utilizaban. También recurrían a la belladona y la mandrágora.

No se sabe si los jóvenes que en los últimos días han sido noticia por haber resultado intoxicados con estramonio tenían idea de que esta planta de la familia de las solanáceas ya era conocida y empleada por muchas mujeres de las épocas medieval y moderna. De la planta «Datura stramonium» obtenían un ungüento que se aplicaban en los genitales, al parecer impregnando el palo de una escoba que se introducían en la vagina. Así se producían orgasmos y alucinaciones, prácticas que la Inquisición perseguía y castigaba con denuedo.

Era esto habitual en el mundo ruralizado y sin alfabetizar del pasado y a ellos se deben muy probablemente algunas de las denominaciones populares que se ha dado al estramonio, como berenjena del diablo o higuera del infierno. El estramonio estaba arraigado como afrodisíaco pecaminoso en el folclore más clandestino, folclore que dio lugar a todo un fenómeno social, el de la brujería. La fascinación por lo oculto y por las sustancias naturales que ayudaban a los simples a alterar sus estados de conciencia estaban muy extendidos en una sociedad en la que las penurias marcaban la vida del común.

Como puso Umberto Eco en boca de uno de sus personajes en El Nombre de la Rosa: «La vida de los simples (…) no está iluminada por el saber y el sentido agudo de las distinciones propios de los hombres sabios (…). Además, es una vida obsesionada por la enfermedad y la pobreza, y por la ignorancia (…) A menudo, para muchos de ellos, la adhesión a un grupo herético es solo una manera como cualquier otra de gritar su desesperación». Es una explicación. No parece que sea eso lo que mueva a los jóvenes que en la actualidad consumen la venenosa planta en descampados en los que atruena la música «techno».

Aprendices de brujos

El título avisa de que el escrito viene a cuento de la reiteración veraniega en la intoxicación por Datura stramonium (o estramonio a secas), planta de cierta solemnidad muy extendida en nuestro país donde es conocida por nombres tan característicos como trompeta del diablo o hierba del infierno que orientan adecuadamente sobre su toxicidad. Su actividad farmacológica y tóxica se debe a los principios activos que contiene: escopolamina y atropina, anticolinérgicos como decíamos más arriba. Lo cuenta Agustín Hidalgo en La Crónica Virtual.

Sus efectos sobre la fisiología humana y sobre algunas patologías es conocido desde hace muchos años y han sido y aún son sustancias muy útiles en la experimentación de laboratorio para caracterizar el efecto de algunos grupos de medicamentos. Además, algunos análogos de su estructura química se utilizan habitualmente en clínica humana p.e. como espasmolíticos; de hecho la popular buscapina no es otra cosa que el butilbromuro de escopolamina que nos alivia dolores cólicos pero que no accede al cerebro y, por tanto, carece de los efectos alucinatorios buscados por algunos intoxicados.

También se han utilizado en la medicina precientífica con varias indicaciones y en asociación con otras plantas. Así, en asociación con tusilago y pie de gato, el estramonio se utilizó en forma de emplastos para el tratamiento de «afecciones respiratorias» y estuvo comercializada en forma de «cigarrillos antiasmáticos» que «mejoraban parcialmente» la sintomatología del asma por reducir la secreción bronquial y disminuir el hipertono bronquial que dificultan la respiración en los asmáticos.

Esta preparación fue, en su época, una respuesta terapéutica de base científica pues se pensaba que la acetilcolina era la responsable de producir la dificultad respiratoria de los asmáticos y, en consecuencia, el preparado podía adquirirse no sólo en farmacias sino también en droguerías acreditadas, como la regentada por Luis Alonso en la riojana localidad de Haro donde los conocimos hace años.

La escopolamina y otros alcaloides tropánicos (como la atropina) son sustancias químicas –muchas de ellas de origen natural– que se comportan como antagonistas colinérgicos (es decir, se oponen a los efectos de la acetilcolina, un neurotransmisor –sustancia encargada de la comunicación intercelular– universal en el cuerpo humano). Como tales antagonistas producen efectos tan característicos como la disminución de la secreción de saliva y de la actividad de todas las glándulas exocrinas (entre ellas las glándulas salivares).

También produce midriasis (dilatación de la pupila), parálisis de la acomodación (visión borrosa), taquicardia y efectos sobre el cerebro variables según las dosis que se administren, y que oscilan entre la excitación y la depresión mortal. Por eso no son de extrañar los casos ocurridos, sobre todo si tenemos en cuenta que se ha asociado a otras sustancias.

Pero el estramonio ha sido utilizado además como planta decorativa como demuestra que hace unos años fue retirada de un jardín de Granada donde se cultivaba por su valor ornamental. También era uno de los ingredientes de las pócimas que se utilizaban en las sesiones de brujería para comunicarse con el demonio y alcanzar el estado de excitación (tóxica) que alcanzaban los participantes en los aquelarres. El estramonio produce amnesia, por lo que no es extraño que los participantes en estos acontecimientos lo negaran, al menos podemos entender que tenían una excusa para justificar su reticencia que, por lo que cuenta la historia, no era resistente a los bancos de tortura de la Inquisición.

Contempladas a nivel antropológico las sesiones de brujería poco tienen de diferente de las sesiones de enajenación que se busca con diferentes fines y mediante el uso de diferentes sustancias. Los servicios de urgencias de los hospitales reciben constantemente intoxicados por todo tipo de sustancias ilegales, pero también legales. No olvidemos que el alcohol es un tóxico legal, un «ansiolítico social» como se le ha denominado en alguna ocasión, que cada fin de semana lleva a los hospitales a un número no desdeñable de jóvenes que consumen recursos sanitarios para ser atendidos.

En todo caso, la juventud es época de experimentar y por eso podemos entender estos fenómenos sociales que emergen puntualmente. En el caso del estramonio no es ninguna novedad: hace unos años, en Valencia, en los botellones posteriores al examen de selectividad, se produjo un considerable número de intoxicados por estramonio que ofrecía un ciudadano nórdico; en estos días la prensa autonómica da noticias de casos en diferentes comunidades autónomas. Lo lamentable del caso es, naturalmente, la muerte de personas jóvenes pero también lo es que no se incorpore a la memoria colectiva la potencial toxicidad de estas sustancias, ejemplo claro de que no «todo lo natural es bueno». También mata.

Es sorprendente la imagen de policías locales arrancando plantas de Datura stramonium. Aparte de un atentado ecológico es un disparate que no conducirá a nada que no sea la demostración de la incultura botánica y social de nuestros gestores administrativos que parecen esconder la cabeza con este gesto en vez de, una vez por todas, invertir en formación. La Datura stramonium continuará perviviendo en secano y en humedales y continuará adornando los campos con sus grandes flores blancas.

Los jóvenes seguirán haciendo ensayos con esta o con otras plantas, mezclándola con otras sustancias ilícitas y disfrutando de situaciones nuevas como parece exigirle esa «aplastante y agotadora monotonía» que lucen de vez en cuando; y la vida, en algunos casos, se les romperá en un instante sin que podamos hacer algo por remediarlo más allá de procurarles instrucción. Porque, como decía Aharon Appelfeld, «la realidad puede permitirse el lujo de ser increíble, inexplicable, de situarse fuera de toda proporción», y el ejercicio de la libertad no siempre produce los resultados esperados.

La planta mortal de las brujas

Ha sido la planta de los aquelarres, de los adivinos, de los ritos chamánicos y últimamente de las fiestas más extremas, según explica BBC Mundo. La muerte de dos jóvenes en España después de consumir un cóctel que contenía estramonio, una planta alucinógena y venenosa, ha puesto la atención sobre la llamada hierba del diablo.

Los cuerpos de los jóvenes, de 18 años, fueron encontrados en medio de los bosques de Perales del Río, un pueblo de los alrededores de Madrid donde se suelen organizar ruidosas raves (fiestas de música tecno) en edificios abandonados como El Monasterio de la Aldehuela, un lugar de culto para este tipo de celebraciones y reuniones esotéricas.

Minutos antes de que murieran, una pareja se topó con una de las eufóricas víctimas visiblemente alterado por el cóctel que había consumido. En los análisis de sangre se encontró alcohol, speed (droga sintética) y estramonio. Aunque la autopsia determinó que la planta no fue la causante directa sino un golpe de calor, una de las consecuencias de su consumo es la hipertermia: sofoco y sensación de asfixia combinados con problemas cardiovasculares.

‘Es una sustancia peligrosa, puede provocar un ataque al corazón. Las semillas son las más tóxicas, te envenenas con sólo unos pocos gramos’, explica a BBC Mundo la toxicóloga María del Mar Serrano. ‘Su alta concentración de alcaloides como la atropina, escopolamina e hiocinamina se traduce en delirios, mareos y alucinaciones que fácilmente pueden conducir a la muerte’, agrega la experta.

Las víctimas del Monasterio, abandonados entre el silencio y los graffitis, bebieron un mejunje a base de estramonio que les ofrecieron. A los pocos días la policía detuvo a las dos personas que prepararon la bebida, a quienes se les acusó de tráfico de drogas y homicidio. Según las autoridades los detenidos repartieron gratuitamente la bebida con la intención de abrir mercado.

No es la primera vez que ocurre. Hace unos años en Valencia un músico ambulante danés le repartía a los transeúntes un líquido que el describía como la ‘bebida de las brujas’. Cinco estudiantes extranjeros bebieron el brebaje de estramonio, también conocido como la manzana espinosa. Todos resultaron envenenados y dos de ellos murieron. Una semana después cuatro jóvenes que participaron en la marcha del Orgullo Gay fueron hospitalizados después de que alguien les diera a beber un cóctel con estramonio.

Utilizada en ritos de iniciación, hay referencias del estramonio desde la antigua Roma o en documentos de brujería de la Edad Media. Su estrecha relación con el esoterismo va de la mano con los alcaloides de la planta que provocan alucinaciones durante horas. ‘Es una planta muy común. Es nativa de Sudamérica y Asia pero se encuentra fácilmente en los bosques mediterráneos. Crece en solares abandonados o en huertos sin cultivos’, comenta Serrano.

A pesar de su letalidad, el estramonio tiene propiedades antiinflamatorias por lo que se utiliza para tratamientos de várices o hemorroides. A partir del estramonio, el químico alemán Albert Ladenburg aisló en el siglo XIX la escopolamina (burundanga), un alcaloide que se utiliza como antiespasmódico y analgésico en los partos, así como en el tratamiento del mal de Parkinson.

En los alrededores de Perales del Río, donde ocurrió la tragedia de los dos jóvenes fallecidos, las autoridades han comenzado a erradicar las plantas de estramonio pero son conscientes que eliminarlas es prácticamente imposible, pues crecen silvestres por toda la península. Su fuerte y desagradable olor la delata, quizás por ello también es llamada la hierba hedionda o ‘hierba del diablo’.