Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

domingo, 11 de mayo de 2014

El Agua Bendita

El uso correcto y saludable del agua bendita empieza cuando comenzamos por relacionarla con el agua del bautismo, puerta de toda la religión cristiana y también de la vida eterna. Recibir el bautismo es entrar en comunión de destino con Cristo «porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido» (Gál 3:27), y es por ello hacerse miembro vivo de su Cuerpo, que es la Iglesia «porque en un solo Espíritu hemos sido bautizados todos para formar un solo cuerpo» (1 Cor 12:13).

En la liturgia, el agua es un símbolo exterior de la pureza interior. El agua es esencial para la celebración del bautismo. Significa la limpieza del pecado. "Este sacramento recibe el nombre de Bautismo en razón del carácter del rito central mediante el que se celebra: bautizar (baptizein en griego) significa "sumergir", "introducir dentro del agua"; la "inmersión" en el agua simboliza el acto de sepultar al catecúmeno en la muerte de Cristo de donde sale por la resurrección con El”
En la Santa Misa, unas gotas de agua se mezclan con el vino para indicar la unión de Cristo y los fieles y la sangre y el agua que brotaron del corazón de Cristo en la cruz.

La bendición con agua, usando acetre e hisopo o ramas de plantas, se utiliza como signo que nos recuerda el bautismo. Se utiliza en la misa en ocasiones especiales, como la Vigilia Pascual, bodas y funerales o para sustituir el acto penitencial, especialmente en los domingos pascuales.

El agua bendita se utiliza también muy frecuentemente como sacramental para bendecir personas o cosas.

La costumbre de hacer la señal de la cruz con el agua bendita contenida en una pila al entrar en las iglesias es un recuerdo del bautismo. No tiene sentido hacerlo al salir, sino al entrar.

Algunas cuestiones sobre el agua bendita.

¿Se puede beber el agua bendita?

La Iglesia no tiene ninguna instrucción que lo prohíba, siempre que no se caiga en superstición ni en atribuirle propiedades mágicas que no posee.

¿Se debe retirar el agua bendita de la pila en Adviento y en Cuaresma?

El agua bendita no se debe quitar ni en Adviento ni en Cuaresma. La Congregación para el Culto Divino ha definido: "No está permitido quitar el agua bendita de las fuentes durante la temporada de la Cuaresma". Según la Congregación, los fieles deben servirse frecuentemente de los sacramentos y sacramentales también en el tiempo de Cuaresma. Añadió que la práctica de la Iglesia es vaciar las fuentes de agua bendita para los días del Triduo Pascual (Viernes, Sábado) en los que no se celebra la Santa Misa, en preparación para la Vigilia Pascual.

¿Para qué puede usarse el agua bendita?

Con el agua bendita desde luego no repetimos el bautismo sino que hacemos memoria agradecida de él, mientras invocamos la bendición de Dios sobre nosotros y sobre nuestras cosas. De aquí el uso del agua bendita en las bendiciones de casas u otros objetos. Puede lícitamente utilizársele en aquellas cosas que tienen una referencia directa a Dios y la verdadera religión o en las que realmente transcurre nuestra vida de bautizados.

No procede usarla en los objetos de simple lujo (joyas, juguetes, mascotas…), ni en los lugares ajenos a nuestra voluntad y dedicados o propicios para lo mundano (discotecas, tabernas…), ni debería usarse con referencia a la que potencial y gravemente puede contradecir el amor divino (armas, negocios con ánimo de lucro…).


De todo ello se deduce en que no hay en esto superstición, sino espíritu de fe y de hijos. Caso distinto es en los que se supone que propiedades intrínsecas de esas aguas benditas son las que van a mejorar la «suerte» de sus usuarios. Bien aprovechada, el agua bendita es hermoso memorial y eficaz remedio.

¿Cómo es tu casa según la numerología? Descubre el número de tu hogar y su significado

Así como nosotros nacemos bajo un número determinado por nuestra fecha y hora de nacimiento, nuestras casas también proyectan una vibración según su número.

Todas las casas tienen su propia vibración según su número y ésta influirá positiva o negativamente en quienes habiten en ella, de acuerdo a quienes estudian la numerología.

Numerología:

Se remonta a culturas muy antiguas. Sin embargo, fue Pitágoras quien la llamaba “el triángulo de la vida”. Para él cada número tiene una vibración que determina nuestra forma de ser y actuar, representando básicamente nuestras cualidades.

Así como nosotros nacemos bajo un número determinado por nuestra fecha y hora de nacimiento, nuestras casas también proyectan una vibración según su número. De ahí radica la importancia de conocer este número para aprender sobre las fortalezas y debilidades y cómo éstas afectan a quienes habitan en ese hogar determinado.

Calculando la numerología de tu hogar:

Obtener el número de tu casa es bastante simple y sólo debes seguir un sencillo patrón:

Si tu dirección es por ejemplo: Calle Pedro de Valdivia 5234, deberás sumar todos los dígitos, hasta que éstos den como resultado una sola cifra.

Ejemplo:

5+2+3+4= 14 (1+4=5)

El número que rige tu casa es el 5

Significado de cada número:

Casa 1: quienes habitan en este hogar son personas que se caracterizan por ser líderes innatos y muy independientes. Gustan de recibir visitas pero también corren el riesgo de caer en habladurías al presumir de más, lo que provoca mucha envidia entre sus vecinos. Deberán cuidarse siempre de vivir en chismes. Lo bueno es que tendrán cambios de trabajo y aumentos de ingresos.

Casa 2: lugar de constante movimiento, dinamismo y jovialidad. Quienes habiten en una casa 2 estarán en un ambiente acogedor y cálido. Son excelentes vecinos y amigos. A los que vivan acá jamás les faltará una “ayuda” financiera, ya que se las arreglarán para que nada les falte.

Casa 3: alegría y optimismo es lo que se vive en un hogar 3. Quienes vivan ahí siempre estarán dispuestos a recibir a toda la familia y ayudarlos. Así como también habrá personas de mente muy brillante y también quienes sigan las normas y aspectos más bien morales al pie de la letra.

Casa 4: será un hogar que requiera de mucho esfuerzo y reparaciones, ya que la vibración de este número llevará a muchos desperfectos. Quienes habiten acá son personas de esfuerzo pero tendrán tendencia a las discusiones y al estrés. Pero, logrará reinar el equilibrio con esfuerzo y dedicación.

Casa 5: diversión es la palabra clave de quienes habiten un hogar 5. Acá gustarán de las fiestas, conversaciones y de vivir en un ambiente divertido. Amarán recibir amigos y se llevarán bien con todo tipo de personas. Aman viajar y tener experiencias nuevas, así como odiarán la rutina lo cual puede ser su aspecto negativo si caen en ella.

Casa 6: unión perfecta, armonía y paz es lo que se respira en este hogar. Quienes viven en una casa 6 vivirán siempre un gran romance, el amor será la base de este hogar.

Aman los niños y animales y gustan de tener una hermosa decoración. Acá los problemas nunca serán tan grandes como para desarmar la unión existente.

El riesgo es que caigan en el egocentrismo lo cual haría debilitar la armonía del hogar.

Casa 7: este número se relaciona con el misterio. Será una casa donde sus habitantes tengan tendencia por el ocultismo y los misterios y la casa en sí traerá esa sensación a quienes la visiten.

Las personas de este hogar serán creativas y talentosas pero deben tener cuidado en no caer en el encierro y aislamiento. Deberán también procurar ventilar mucho, ya que es una casa con tendencia a la humedad y oscuridad.

Casa 8: imagen y estatus son las palabras claves de estos hogares. Quienes vivan ahí buscarán siempre tener la imagen de adinerados y podrán serlo. Serán personas trabajadoras, ambiciosas y tradicionales. Buscarán la sobriedad y deben procurar no caer en extremos o se volverán fríos y severos. Este es un hogar donde la higiene y el orden serán fundamentales.

Casa 9: este hogar es de generosidad y franqueza pero su lado negativo es que tienden a hacer promesas y hablar mucho de cosas que finalmente no cumplirán. Acá el dinero puede diluirse fácilmente y existe cierta desorganización y acumulación de cosas innecesarias.

Los habitantes de esta casa suelen ser muy unidos y cerrados en sus círculos. Si perteneces a ellos serán muy solidarios pero en caso contrario pueden olvidar rápidamente sus compromisos y promesas.


Vida después de la muerte: Experiencias de quienes aseguran haber estado en el más allá

Muchas personas imaginan lo difícil que sería perder a los seres queridos más cercanos, pero la realidad es que hay que estar en el lugar para saber exactamente cómo se vive el proceso.

Para los más creyentes la muerte física no es más que el inicio de una nueva vida, para otros no es más que el fin. Pero, ¿Qué hay realmente luego de esta vida? Esa es la pregunta que nos hacemos quienes hemos perdido a un ser amado.

Vida eterna, elevación, crecimiento, cambio de dimensión, son algunas de las palabras que me han dicho; la verdad es que nadie tiene la certeza de qué hay más allá, pero sí hay testimonios que nos pueden dar una idea de si existe el cielo o el infierno.

Hace no mucho escribí sobre la reencarnación a modo de entender por qué muchas personas se preguntan si antes de esta vida estuvieron ya en este mundo; pero ¿Qué ocurre cuando termina esta vida?, ¿Desearíamos saber dónde se encuentran nuestros seres queridos o hacia dónde iremos nosotros? ¿Regresaremos después de la muerte? Esas respuestas puede ser esperanzadoras.

Vida eterna

Existen muchos testimonios de personas que estuvieron en el umbral de la muerte o clínicamente muertos, con su sigla ECM (experiencia cercana a la muerte) por varios minutos, que “coincidentemente”, han tenido relatos similares sobre lo que vivieron. Para ellos cambió la percepción de la muerte asegurando que sólo es el inicio de una nueva vida en un estado de completa paz y alegría en un lugar mágico del cual no volverian.

Uno de los casos más recientes conocidos es del neurocirujano Alexander Eban , quien en su libro Proof of Heaven: A Neurosurgeon’s Journey into the Afterlife (La prueba del cielo: el viaje de un neurocirujano a la vida después de la muerte) relata su experiencia luego de pasar siete días en coma por una meningitis donde no sólo se encontró con seres queridos que ya habían fallecido, sino que habla de su ascensión al más allá junto a un ángel que lo guió y acompañó en su viaje.

Así como él, también hay muchos otros casos de personas que hablan del ya famoso “túnel” que los lleva hacia un lugar lleno de paz, pero que por tener aún temas pendientes tuvieron que regresar incluso contra su voluntad de aquél paraíso, situación que les dió la oportunidad de entregar un testimonio de lo que vieron, abriendo el debate sobre la existencia de la vida después de la muerte.

A qué hemos venido?

Es una pregunta que al menos la mayoría se ha hecho alguna vez. El saber por qué estamos acá no es algo que recordemos. Para los estudiosos en el tema cada uno tiene la opción de aceptar venir o no, escogiendo la familia que tendremos, cómo viviremos e incluso sabemos el cómo y cuándo tendremos que partir. Empero también explican que el espíritu tiene la libertad de cambiar su elección durante su vida y son esos los casos de personas que se han salvado de muertes inminentes (siendo para ellos una elección de vida).

Saber exactamente si hay vida después de la muerte no es algo fácil, sólo nos quedan relatos de quienes dicen haber estado en un lugar mágico, lleno de amor y felicidad como consuelo para quienes hemos sufrido grandes pérdidas y para otros queda la incertidumbre de saber si “quizás” en esta vida se volverán a encontrar con quienes ya partieron.


viernes, 9 de mayo de 2014

The Rose Cross

Es un símbolo holístico poderoso usado por los Rosacruces desde 1888,cuando se funda la Orden Hermética de Goldan Dawm, en Inglaterra.

Las cuatro puntas de la Rose Cross representan los cuatro elementos naturales aire en amarillo,agua en azul, tierra en negro y fuego en rojo.La parte blanca es decir su base representa a el Espíritu sobre la materia.Cada punta contiene un pentagrama que sirve de orientación positiva a sus seguidores.

Al final de las puntas se encuentra los tres principios de la Alquimia, mercurio,sulfuro y sal.

La rosa central tiene 22 pétalos que representan las 22 letras del alfabeto hébreo y mediante el cual la Kábbala le otorga atributos al símbolo.Dentro de la rosa está inscrito en latín INRI que significa Jesus de Nazaret,Rey de los Judios.


Los símbolos de los rayos relatan el ritualismo mágico de las letras LVX que en latín significa luz y IAO que representa la deidad egipcia de Osiris,Apofis y Osiris regida por los signos astrológicos de Virgo,Escorpio y el Sol,respectivamente.

El Mandala

Un Mandala es un sìmbolo sagrado y opera para aquel que es conciente de su poder y lo usa. 

Cuando usamos mandalas tomamos instrumentos que los grandes seres nos dejaron y nos apoyamos en ellos para superarnos y conectar lo interno con lo externo;el poder del mandala atrae la energia que representa.

Trabaja conscientemente con el Mandala porque sino este no actua, los mandalas pueden ser pintados, dibujados, dibujados en la arena, en el suelo por las personas.


Para hacer un mandala: Mandala significa CIRCULO SAGRADO.

Tiene que tener un circulo y los 4 puntos cardinales, asì como el sureste y el noreste. A.A.Utilizar los colores y las formas que deseemos internamente.Ese será su mandala de protección.

El Tarot, simbolísmo de Doctrinas

el tarot, es parte de todo el sistema filosófico llamado hermetismo por Hermes Trimegisto el tres veces grande,(tri significa tres y megisto significa magisterio maestro, y Hermes secreto), probablemente ese nombre se trate de una sociedad secreta más que de un individuo, la cual agrupaba las doctrinas hebráica, griega y de Egipto.

Por lo que el tarot tiene simbolismo de esas doctrinas, quedando como un intento de preservar esta sabiduria a las generaciones futuras.

Los gitanos descendientes del antiguo Egipto llevaron ese conocimiento a Europa. Cuando la Iglesia Católica tomó poder esta sabiduria fue distorcionada.

El tarot es el conjunto de 78 cartas divididas en 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores, tiene que ver en su estructura y contenido con la Kábala. La palabra Tarot viene de la Torá enseñanza en hebreo y de Rota Rueda en latín.

El Tarot ha sido y es utilizado como soporte adivinatorio, pero algunos misticos sienten que ese uso es un irrespeto al valor intrínseco que posee, ya que cualquier otro soporte puede usarse con la misma eficiencia que el tarot, pues la adivinación no depende del soporte sino del psíquico. 

El tarot tiene un mensaje simbólico, cuyo propósito es transmitir enseñanzas sobre el verdadero destino del hombre y su relación con el universo y las leyes que rigen la naturaleza, y es esta busqueda, por medio de ejercicios de meditación con las cartas del tarot el uso que se le de. 

El tarot constituye una expresión simbólica de la experiencia humana por lo que las cartas llegan a constituirse en herramienta para una profunda visión psicológica y espiritual que nos permite orientarnos.

En las escuelas iniciáticas de antaño las láminas del tarot servian al maestro que daba así un objeto de meditación a sus alumnos, se trataba de llaves de símbolos que dejan traslucir toda una parte que la ciencia que el adepto debe perfeccionar por si mismo, desde el punto de vista de los planos espiritual, psíquico y material.

miércoles, 7 de mayo de 2014

El Cielo y el Infierno.

El Cielo y el Infierno (Heaven and Hell) es un libro prohibido del místico inglés Emanuel Swedenborg, publicado en 1758.

El título original del libro, al igual que el resto de la obra, está escrito en un correctísimo latín: De Caelo et Ejus Mirabilibus et de inferno, ex Auditis et Visis (Sobre el Cielo y sus Maravillas y el Infierno en base Cosas Oídas y Vistas).

El Cielo y el Infierno brinda una detallada descripción de la vida en el Más Allá, y de las regiones remotas y siderales a las que viaja el alma una vez desencarnada del cuerpo. Emanuel Swedenborg, además, da una información minuciosa sobre la vida de los ángeles, incluso de sus matrimonios, ya que para el gran místico de Inglaterra los ángeles también contraen matrimonio. Acto seguido se explica la razón de que mueran niños en la Tierra y cuál es su sitio en el Cielo, al igual que un examen prolijo sobre el despertar del espíritu en la otra vida, región vinculada al Limbo, a mitad de camino entre el Cielo y el Infierno.

Es interesante señalar que Emanuel Swedenborg sostiene la teoría del libre albedrío incluso en los espíritus, y asegura que al momento de despertar en el Más allá, es el espíritu quien decide a qué sitio le corresponde ir, teniendo en cuenta sus virtudes y miserias en la Tierra, siendo él mismo quien decide si su sitio es el Cielo o el Infierno.

Emanuel Swedenborg afirma que toda esta información le fue entregada por sus propios ojos y oídos, y que presenció de primera mano las bondades celestiales y los abominables tormentos del infierno. Muchas de sus aseveraciones esgrimen un claro sentido común, por ejemplo en el capítulo donde señala que todas las personas decentes nacidas antes de la llegada de Jesucristo (a menudo condenadas por la iglesia a un purgatorio abúlico) residen en el Cielo. Tanto judíos como musulmanes, paganos, griegos y romanos, tienen su espacio en los amplios salones y las altas bóvedas de la mansión celeste.

Hasta aquí, Emanuel Swedenborg se vuelca hacia el Cielo, pero como su título lo indica, también hace un profundo repaso sobre la vida en el inframundo. El camino al Infierno, asevera, se costruye a través del amor propio, del amor por uno mismo y las cosas mundanas. Ése, y no otro, es el pasaje inexorable que el espíritu, despojado ya de carne, utiliza para elegir las torturas del averno.

Es interesante apuntar que Emanuel Swedenborg ve en Dios al amor absoluto, al amor sin reservas, total y completo. La intención de Dios, afirma Swedenborg, es que toda su creación retorne al Cielo, destino que anhela incluso para los demonios más abyectos. La llamada Ira de Dios es explicada con sencillez: los pueblos primitivos necesitaban de un Dios iracundo, volátil, pero esa ira y esa volatilidad no estaban en Dios, sino en los ojos y corazones de sus primeros creyentes


El Cielo y el Infierno tuvo una profunda influencia, no sólo en la fe, sino en la literatura. Jorge Luis Borges a menudo se detiene en sus páginas. William Blake juega con él en sus Bodas del Cielo y el Infierno (The Marriage of Heaven and Hell), y Edgar Allan Poe lo utiliza en su relato La caída de las Casa Usher (The Fall of the House of Usher).

Codex Gigas La Biblia del diablo.

El Codex Gigas ("Libro grande", en latín), conocido como La biblia del diablo o Código de Satanás, es un manuscrito medieval compuesto en el siglo XIII por el presunto monje Herman el Recluso, del monasterio de Podlažice (actual República Checa).

Por su tamaño (92 × 50,5 cm) se lo considera el libro medieval más voluminoso, y por su contenido, uno de los más extravagantes y misteriosos de todas las épocas.

El Codex Gigas contiene la Vulgata, es decir, la Biblia. Esto no sería asombroso si el resto del libro se dedicase a la religión y la fé cristiana. Por el contrario, La biblia del diablo también retiene en sus páginas la Chronica Boemorum, tratados de magia herborística, encantamientos, algunos comentarios de Flavio Josefo, las oscuras Etimologías de San Isidoro de Sevilla, recetas medicinales, muy poco ortodoxas, por cierto, de Constantino el Africano, y una larga lista de notables fallecidos.

Semejante acumulación de ciencias es inédita en cualquier otro manuscrito medieval. La leyenda que gira en torno a él sólo ha servido para acrecentar su popularidad. El Codex Gigas estuvo oculto en la biblioteca hermética del emperador del Sacro Imperio Germano; cuyos eruditos anunciaron que su autor, aquel monje sabio, vendió su alma al demonio a cambio de reunir el conocimiento necesario para la confección de tan voluminoso códice.

La leyenda va más lejos. Condenado a ser emparedado vivo por la orden benedictina, aquel monje ofreció sabiduría a cambio de su vida. Ofreció crear el Libro de libros, una obra colosal, gigantesca, que honraría eternamente el nombre del monasterio reuniendo en un sólo volumen todo el saber del mundo. Como es natural, el abad cedió ante aquel ofrecimiento tentador y le preguntó al monje cuanto tiempo era necesario para elaborar semejante libro. El monje se comprometió a escribirlo en una sola noche.

La tarea era tan desmesurada, que el propio Satanás se ofreció a escribir el libro, a cambio de un pequeño favor: que su imagen verdadera apareciera en el Codex Gigas.


Fuera del terreno de la leyenda, la primera mención al Codex Gigas lo ubica en el monasterio benedictino de Bohemia Podlažice. Esta fue su primera biblioteca. No obstante, es impensable que se escribiese allí. Un libro de semejante calibre nunca pudo ser escrito con medios tan austeros. De su autor sólo nos queda un epíteto, Herman; una reducción del apodo Hermanus monachus (El monje recluido).

El Libro de Enoc (Segunda Guerra de los Ángeles)


El Libro de Enoc (o Libro de Henoc, Libro de Enoch) es un oscuro libro apocalíptico aceptado como canónico por la Iglesia Copta y negado por todas las demás. Se piensa que fue compuesto alrededor del siglo III a.C.

¿Quien era Enoc (Henoc, Enoch)? Nada menos que el abuelo de Noé, el constructor del arca, testigo de antiguas y extraordinarias historias, a menudo sombrías y siniestras, que involucran a los ángeles en una guerra casi desconocida. Pero no nos adelantemos.

Existen, de hecho, cuatro Libros de Enoc, casi todos versiones posteriores que aportan poco a las leyendas del original. El Libro de Enoc, tal y como fue concebido, está dividido en las siguientes partes:

Libro del Juicio:
Sobre la bendición de Enoc a los justos, que vivirán cuando los réprobos sean condenados.

Libro de las parábolas (El mesías y el reino):
Anuncia la venida del Hijo del Hombre, la caída de los reyes y el día del Elegido.

Libro del cambio de las luminarias celestiales (Libro astronómico):
Calendario solar hebreo, acorde con el Libro de los Jubileos.

Libro de los sueños:
Sobre dos visiones apocalípticas y oníricas de Enoc. La primera anuncia que la Tierra será destruida y la segunda es un repaso por la historia de la humanidad hasta el apocalípsis.

Carta de Enoc (Apocalipsis de las semanas):
Sobre la historia universal resumida en diez semanas.

El Libro de Noé:
Fragmentos del Libro de Noé, perdido desde la antigüedad, aunque mencionado muchas veces en los manuscritos del Mar Muerto. Profetiza sobre los crímenes de la humanidad y la llegada de los tiempos mesiánicos.


Libro de los Vigilantes (La Caída de los ángeles):

Este es, sin dudas, el capítulo más interesante del Libro de Enoc. Aquí se habla de una raza de ángeles con muy poca prensa: los Grigori, o Vigilantes. No son demonios, pero tampoco ángeles que habitan en el Cielo. Son, en toda regla, ángeles caídos, pero devotos de una caída que poco tiene que ver con la soberbia o la libertad, y mucho con los placeres carnales destinados a los hombres.

En hebreo se los conoce como Bnei ha'elohim, los Hijos de Elohim, nombre que los griegos tradujeron por Grigori (Egregoroi), cuyo significado es Vigilantes u Observadores. El Libro de Enoc, así como otros textos hebreos, señala que los Vigilantes descendieron a la Tierra cautivados por la belleza de sus mujeres. La leyenda asegura que mantuvieron relaciones sexuales con estas mujeres, de cuyos vientres nacieron los Nephilim, los Gigantes, seres infames que desataron violencia y ritos abominables sobre el orbe.

La Segunda Guerra de los Ángeles.

La Primera Guerra de los Ángeles tuvo un desarrollo desconocido, aunque con un final rotundo: Satán y sus huestes fueron arrojados del Cielo. Ahora bien, la Segunda Guerra de los Ángeles, mucho menos conocida que la primera, no tuvo lugar en las amplias planicies siderales, sino sobre el suelo áspero de la Tierra.

Satán y sus ejércitos yacían en el averno. Los ángeles y arcángeles que lo derrotaron reestablecieron el orden celestial. Es entonces cuando los Vigilantes, atraídos por las mujeres humanas, abandonaron los salones de Jehová y descendieron al mundo para saciar sus apetitos.

Poco se sabe sobre esta raza de ángeles caídos. Sólo que son alrededor de doscientos, y que nunca fueron enviados al infierno, a pesar de haber traicionado la misión que Jehová les había encomendado, es decir, custodiar la Tierra de posibles contraofensivas de parte de Satán y sus generales.

De estos 200 ángeles caídos apenas sobrevive un puñado de nombres. Así los define el Libro de Enoc:

...Samyaza era su líder, Urakabarameel, Akibeel, Tamiel, Ramuel, Dan'el, Azkeel, Saraknyal, Asael, Armers, Batraal, Anane, Zavebe, Samsaveel, Ertael, Turel, Yomyael y Azazel eran los prefectos de los doscientos ángeles, y el resto eran todo con ellos.

Es importante aclarar que estos ángeles cayeron por propia voluntad, no fueron expulsados del Cielo. Descendieron como un viento gélido y en las llanuras de oriente adquirieron cuerpos hermosos. Así enamoraron a las mujeres más bellas de la Tierra, con las que engendraron a los Nephilim, entidades ciclópeas e insaciables.

Citamos nuevamente el Libro de Enoc:

Ellos devoraron todo el trabajo de los hombres hasta que estos ya no alcanzaron alimentarlos. Entonces los gigantes se volvieron contra los hombres y los devoraron, y empezaron a pecar contra los pájaros, contra las bestias y los peces, a devorar unos la carne de los otros y a beber su sangre. Entonces la tierra acusó a los violentos por todo lo que se había hecho en ella.

La devastación fue tan grande, y tan descomunal la traición al Cielo, que el arcángel Miguel se presentó humildemente ante el Hacedor y expuso el caso en los términos más vivos. Acusó a los Vigilantes (nada menos que los primeros ángeles guardianes) de haber desviado su misión y encarnado la explotación, la opresión, la destrucción, la guerra, la vanidad, la hechicería, la fornicación y el engaño. El Libro de Enoc aclara que el clamor de los muertos acompañó el reclamo de Miguel. (8:1-3) ...y como parte de la humanidad era aniquilada, su clamor subió al cielo.

Las palabras del arcángel fueron tan elocuentes, tan sincera su ofensa por el comportamiento de sus hermanos, que Jehová lo autorizó a reunir el viejo ejército que había desterrado a Satán y lo envió a la Tierra.

El arcángel Miguel, el mismo que había derrotado a Satán en combate singular, lideró las huestes celestiales. A su derecha iba Sariel (Uriel), a su izquierda Rafael, y Gabriel, como en otras ocasiones, se limitó a llevar noticias del frente a las filas que aguardaban en la retaguardia. La Segunda Guerra de los Ángeles, así lo asegura el Libro de Enoc, fue breve y despiadada. Los Vigilantes y sus hijos, los Nephilim, fueron vencidos por las espadas flamígeras forjadas en duro acero divino, y, sobre todo, por la mirada encendida de Miguel, cuyo fulgor y violencia quemaron a los rebeldes.

Los Vigilantes fueron encadenados. Los Nephilim, en cambio, fueron prolijamente exterminados. El Libro de Enoc señala que los primeros, conociendo su derrota de antemano, rogaron a Enoc que intercediese por ellos ante Dios, cosa que el abuelo de Noé, piadoso y aparentemente desapegado de las tropelías cometidas, realizó con toda la pasión de su oratoria.

Luego el Libro de Enoc detalla la visita onírica de Enoc al cielo, y las revelaciones majestuosas que allí recibió.

El destino de los Vigilantes continúa siendo incierto.


El Libro de Enoc estuvo perdido durante mil años, aunque se lo menciona en innumerables ocasiones citando pequeños fragmentos. Por ejemplo, fue citado por Justino Mártir, Atenágoras, Taciano, Ireneo, Orígenes, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Lactancio, y muchos más. Incluso el Nuevo Testamento habla del Libro de Enoc en tres versículos: Lucas 3:37; Hebreos 11:5; Judas 1:14.


El Libro de Enoc fue ocultado y barrido del canon en el Concilio de Laodicea (364). Posteriormente, la versión griega se perdió. La última cita occidental proviene del monje bizantino Syncellus en el siglo VIII. Luego cayó en el olvido.


Convertido en mito durante mil años, aunque los francmasones escoceses siempre aseguraron tener una copia, el Libro de Enoc reapareció en el siglo XVIII. James Bruce, célebre viajero, obtuvo en Abisinia tres copias del libro, traducidos al inglés en 1821 por Richard Laurence. De aquel desgastado manuscrito hemos recuperado la Segunda Guerra de los Ángeles, una historia que, según afirman los estudiosos, aún nos reserva nuevos misterios.

lunes, 5 de mayo de 2014

No Solo Los Perros Lamen



Cuenta la leyenda que dos chicas de Colorado, cuyos padres se habían ido a pasar el fin de semana a la montaña, se habían quedado solas en casa, en compañía de su perro. Cuando estaban viendo la televisión, un avance informativo interrumpió la programación. Un asesino loco se había escapado del manicomio.

La niña pequeña sintió mucho miedo, pero su hermana la tranquilizó, diciéndole que no se preocupara, que nadie podría entrar sin que su perro se diera cuenta, y si el perro oía algún ruido ladraría, entonces ellas llamarían a la policía.

Las niñas se acostaron intranquilas, pero tras un largo rato cayeron dormidas.

En mitad de la noche la niña se despertó y sintió miedo, entonces metió la mano debajo de la cama, donde dormía su perro, para que éste la lamiera y así fue. Entonces la niña se quedó tranquila, pero empezó a oír un ruido extraño. Parecía un goteo. La niña se levantó para ver de dónde salía el ruido y al llegar al baño se encontró a su perro ahorcado, y junto al perro una nota que decía: “No sólo los perros lamen”. La niña se desmayó y cayó al suelo.

Cuando llegaron sus padres, se encontraron al perro ahorcado, a su hija pequeña desmayada en el suelo y a su niña mayor muerta en la cama. Cuando la niña despertó, estaba totalmente traumatizada y jamás volvió a pronunciar una palabra.

Fantasma Toca Timbre en un Colectivo de Rosario



El chofer de la línea 142 grabó un video para mostrar que en el micro que maneja habita un supuesto fantasma, ya que el timbre del colectivo suena sin que nadie lo active.

Que los hay, los hay, pero cuando alguien asegura encontrarse con un fantasma, es tomado a broma. Eso le sucedió al chofer de la línea interurbana del 142 de Rosario Bus, que decidió grabar un video para mostrar la situación paranormal que se vive en su colectivo.

"Para los que no creen, estoy acá en la puerta del cementerio, no hay nadie en el colectivo, y suena el timbre solo, ¿cómo puede ser? ¿escuchan? ¿qué me dicen ustedes?", pregunta a cámara el chofer que no sale de su asombro y decide compartirlo con sus amigos.

El video lo subió a Facebook y a Twitter donde es reproducido sin freno, y hasta saltó a la pantalla de Canal 5. "Creer o reventar", exclama el hombre que repite que no hay nadie en el colectivo y el timbre se activa solo.

Por supuesto comenzaron a surgir los comentarios respecto al fenómeno y hasta explicaciones técnicas de un usuario que le recomendó arreglar la conexión eléctrica que hace "falso contacto" cuando el vehículo transita por encima de los pozos.

El Fantasma del Hospital de Rosario



Tiempo atrás, trabajadores del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de Rosario sacaron una foto que capturó lo imposible: UN FANTASMA SOBRE UNA SILLA DE RUEDAS QUE SE MOVÍA SOLA. 

La imagen fue tomada por otro de los integrantes del hospital y subida a las redes sociales y en cuestión de minutos comenzó a circular por la web hasta llegar a los medios.

“Esto es algo normal, el Heca (por la sigla del hospital) está lleno de fantasmas”, aclaró Martín, “siempre se mueven las cortinas, se activa solo el ascensor”. Pero la conmoción, según el relato de los testigos, fue colectiva: “Cuando las personas que estaban trabajando ahí vieron la foto empezaron a correr por todos lados; había enfermeras, médicos y personal de limpieza. En el Heca viejo ya se sabía que había fantasmas, pero no en éste”.

Lo verosímil o inverosímil. Lo real y lo verdadero. La fotografía está sobre la mesa. El relato de los protagonistas apoya lo que capturó la imagen. Sólo nos queda confiar en sus palabras o cuestionarlas. “Estas cosas pasan, es así. Es algo inexplicable, pero pasa”, dice uno de los testigos. Como siempre, es cuestión de CREER O REVENTAR.