Atención Por Favor.

Ante todo nos dirigimos y agradecemos a todos por la ayuda que nos dan con este blog ya sean seguidores, oyentes del programa de radio y por sobre todo a todos aquellos propietarios de webs, blogs, libros y todos los lugares donde han obtenidos la información y nos han acercado a nuestro mail para que podamos publicarlas en este humilde blog, para que todas las semanas desde hace ya 7 años podamos compartir en dos emisiones las tantas historias, enigmas y misterios del universo que se van pasando de generación en generación y así reflejar esas viejas leyendas, historias, enigmas y misterios que de niños oímos mas de una vez y que nos asustaban en algunos casos como también en otras nos enseñaban a valorar y respetar esas narraciones.

Desde ya les agradezco a todos y pido disculpas si no se agrega la fuente por que muchos correos no la poseen y para no cometer errores no se agrega pero en este pequeño equipo estamos muy agradecidos para con todos. Muchísimas Gracias a todos en general por su valiosa información y por su cordial atención.

Equipo Infinito.

.

.

miércoles, 11 de abril de 2018

La Casa De Las Desapariciones

En el verano de 2015, unos jóvenes que andaban de vacaciones, pasaron por una casa lujosa y atractiva, que se encontraba en medio del bosque. La casa se veía vacía, sin ninguna luz alumbrando los corredores del hogar. 

Los jóvenes, con sus ganas de tener una gran aventura nueva e interesante, se miran las caras y el más temerario del grupo les dijo a sus compañeros: -A que ustedes no se atreven a entrar a esa casa-. A lo que le respondió uno de sus amigos: -Por qué tu no entras, eh, luego de que tu entres, nosotros entraremos-. Y el joven temerario respondió: -bueno entraré, para que vean que no soy un miedoso como ustedes-.

En un intento fallido de abrir la puerta principal, se dio cuenta de que había una puerta trasera que de seguro se encontraba abierta, así que fue hasta ella. Cuando entro a la casa todo se encontraba completamente oscuro, junto a las paredes cercanas a la puerta llego a dar con el interruptor y enseguida lo accionó, reflejando toda la enormidad de la casa y logrando observar una línea de sangre que se encontraba justo en medio de las escaleras.

El joven gritó en busca de sus amigos, pero no consiguieron escucharle, así que se hizo el valiente y subió las escaleras, pero cuando logro llegar hasta el tope, vio lo más horrible y espeluznante que había visto jamás, una especie de hombre con cabeza de carnero lleno de sangre. El muchacho se recargo en el borde de las escaleras y el espécimen tan espeluznante alcanza abalanzarse sobre él, logrando empujarlo por las escaleras y golpeando su cabeza con el filo de una de ellas: cae muerto de inmediato.

Sus amigos al escuchar el golpe entraron a la casa a ver lo sucedido, la imagen que obtuvieron de su amigo muerto y del hombre de cabeza de carnero lleno de sangre, bastaron para que abandonaran el lugar rápidamente. Alcanzaron a avisarles a las autoridades, pero al llegar de nuevo a la casa, se encontraron con algo totalmente distinto a lo que habían visto anteriormente. La casa se encontraba con las luces encendidas y al tocar el timbre, se apareció en la puerta un hombre alto y robusto junto a su esposa, los policías le explicaron la denuncia que habían hecho los chicos y se adentraron en la casa, revisando desde arriba hasta abajo sin encontrar ningún rastro de la muerte de su amigo.

Nunca lograron encontrar el cadáver del muchacho y el grupo de amigos fue llevado a psiquiatras expertos para lograr explicar lo que les había sucedido.

No Podras Dormir

Justice era una chica adorable, su belleza era inigualable y su carácter dulce y amable la hacía una de las mujeres más respetadas de su vecindario.

No era extraño cuando la joven salía a ayudar a otras personas, en especial a los ancianos que más lo necesitaban.

Día a día, Justice pasaba por la casa de la familia Norman, en donde solo habitaba Kenzie, una anciana de 70 años a la que todos temían pero que había hecho buenas relaciones con Justice.

Un día, Justice preparó un pastel de manzana y decidió llevarlo a Kenzie, quien amaba comer dulces aunque nunca podía hacerlo.

Justice se emocionó y por primera vez en su vida, la vio sonreír. Esto era algo que la joven no imaginaba.

Un día, pasando por la casa de la amargada mujer, Justice notó cómo la puerta permanecía abierta, algo extraño que hizo que la joven curiosa se acercara.

Al asomarse a la puerta, vio cómo la manilla de esta estaba llena de sangre, esto la atemorizó y al querer entrar, observó cómo un hombre caminaba de un lado al otro en la sala.

Justice trató de huir, sin embargo, esto fue en vano, el hombre la vio y la llamó enseguida, lo más impresionante es que sabía su nombre.

La joven volteó de inmediato y explicó:

-Disculpe, estaba buscando a la señora Kenzie pero veo que no está, volveré luego.

El hombre no dudo en replicar y expresó que necesitaba ayuda.

La señora Kenzie murió –dijo entre lágrimas el hombre.

Justice sabía que quizás ese hombre era el culpable y trató de huir, sin embargo, el hombre la sujetó fuerte y golpeó su cabeza.

Cuando la amable joven recobró el conocimiento, se encontraba atada a una cama junto al cuerpo de la señora Kenzie. En la pared había una nota escrita que decía:

-Serás libre cuando el cuerpo de la señora Kenzie desaparezca. Necesito que la cuides o sino el espíritu de ella vagará por esta casa para siempre.

Entre lágrimas Justice miró el cuerpo que yacía sin vida a su lado y se dio cuenta que no se trataba de la señora Kenzie, era su abuela quien se encontraba en su lugar.

El Gato Misterioso

Ryan era un hombre que representaba un misterio para todo el vecindario. Su apariencia, aunque de hombre entrado en los años, era atractiva, pero la soledad siempre estaba presente en su vida.

El hombre se había mudado al menos 10 veces, sin embargo, siempre lo acompañaba su gato, un felino color plomo con ojos casi verdes que resultaban igual de encantadores que los ojos de su dueño.

Muchas mujeres intentaban conquistar el corazón de Ryan, sin embargo, al tratar de estar en casa con él, por alguna razón las chicas se marchaban en la madrugada, sin aparecer nunca más.

Ryan estaba resignado, todo apuntaba a que él continuaría solo con su gato Mike. Sin embargo, Ryan conoció a Lucrecia, una mujer amante de los gatos que descubriría esa verdad que había dejado al hombre solo hasta llegar a la adultez.

Una noche, Ryan decidió invitar a Lucrecia a pasar la noche en su casa, aunque temía que algo le ocurriera a la mujer que le había quitado el sueño, decidió arriesgarse.

Cuando Lucrecia entró a la casa de Ryan, Mike fue el primero en recibirla. De inmediato, la chica sintió una diferencia, algo que no había sentido con otros gatos, sin duda, Mike era diferente.

Esa noche, Lucrecia no pudo dormir, Mike subió a la cama y pasó toda la noche observándola, cuando la mujer abrió sus ojos, la mirada del gato se había transformado, su color pasó de verde a un color rojo encendido que en el momento hizo que Lucrecia trata de incorporarse a la cama, sin lograrlo con éxito.

En menos de unos minutos, Mike estaría sobre el pecho de Lucrecia, con una mirada que la atemorizaba, en un momento, la mujer trató de despertar a Ryan y solo pudo sentir las uñas del gato atravesando su piel.

El gato pasó sus afiladas uñas por el rostro de Lucrecia, que mientras gritaba, sentía cómo su voz se iba apagando entre los sollozos de Ryan al descubrir que su gato había hecho algo tan repugnante.

Al tratar de deshacerse de Mike, fue imposible pues el gato clavó sus uñas en el cuello de Ryan, dejándolo sin vida, tendido sobre Lucrecia.

lunes, 9 de abril de 2018

La Leyenda De Julie Legare

En algún momento de 1800, una niña llamada Julie Legare fue a visitar a su familia en Edisto Island, Carolina del Sur Una vez allí, la niña cayó enferma, había cogido la malaria o alguna otra enfermedad mortal de la época. Ella murió poco después de enfermarse, y como antes se creía eran posibles enfermedades que se transmiten a través de los muertos, un ataúd fue construido a toda prisa y fue enterrada en la tumba de la familia Legare.

Años más tarde, hubo otro fallecimiento, y el Mausoleo se volvió a abrir para poner un nuevo ataúd. Para sorpresa de los presentes, un esqueleto cayó delante de ellos. Al parecer, la chica que había sido enterrada años antes sólo estaba en estado de coma, y cuando despertó, luchó a su manera para salir de su ataúd, pero estaba demasiado débil para que pudiera mover la puerta del mausoleo de concreto. Marcas de arañazos que cubren toda la puerta mostrando el pánico que tuvo antes de morir, atrapada.

Los restos de la niña fueron enterrados de nuevo, al igual que las del pariente cuya muerte llevó al descubrimiento sombrío, y la puerta fue cerrada de nuevo. Todavía aturdidos por el descubrimiento horrible en el mausoleo, los miembros de la familia de la joven visitaron el cementerio a presentar sus respetos y a orar porque perdonara su actuar en ese triste caso. Cuando lo hicieron, la puerta que días atrás habían cerrado estaba abierta.

Pensando que la puerta tenía que haber sido el resultado un mal cierre, cerraron la puerta de nuevo, y se marcharon a sus casas. Unas semanas más tarde, un clérigo de la iglesia vio que la puerta estaba abierta, y ordenó que se cerrara. Esto sucedió una y otra vez a lo largo de los meses. Cadenas y candados irrompibles se utilizaron para mantenerla herméticamente cerrada, pero siempre se rompería y la puerta se abría. Tan poco como 50 años atrás, una puerta fue puesta en la que sólo podía ser removida por maquinaria pesadas de las que se usan en las industrias y la puerta se abrió también (Julia debe haber estado particularmente enojada con esa puerta, ya que no sólo estaba abierta sino que se oían gritos desquiciados en el mausoleo en las noches) .

Ahí es cuando todo el mundo dejó de intentar cerrar la puerta. Hasta este día, la puerta original no es más que el mármol roto que se encuentra en el umbral de hierba a la tumba.

Ahora que no hay puerta en el mausoleo de la familia Legare, se cree que el espíritu de la joven puede descansar. Pero todavía hay algunos que dicen que ella esta en el mausoleo sólo para asegurarse de que nadie se atreva a tener la idea de poner una puerta en el mismo mausoleo que la mató hace todos esos años.

Cuenta la leyenda que los visitantes al salir a la iglesia cada año van a caminar hacia el cementerio y echar un vistazo a dicho mausoleo y caminar a su alrededor para ver donde murió la desdichada joven. Algunos reportan sentir una esencia en torno a ellos y otros afirman haber capturado imágenes de sus cámaras que no se pueden explicar. En cuanto a lo que Julia piensa en ella, bueno, parece que ella está bien con la gente que visita la tumba – No pienses ni siquiera en querer que se cierre la puerta de nuevo.

La Leyenda De La Cabeza Perdida

Un hombre llamado Joe Baldwin estaba trabajando en el ferrocarril mientras hacia sus labores en una noche a lo largo del ferrocarril de Wilmington a Manchester en una noche lluviosa y con niebla. 

A medida que se acercaba un tren se dio cuenta de que el riel no estaba separado y sabía que había otro tren que venía por lo que corrió a la plataforma. Agitó la linterna para señalar al tren. El maquinista nunca vio cuando en un descuido Baldwin se cayó sobre las vías del tren y lamentablemente fue decapitado en la colisión. Algunos dicen que la cabeza nunca fue encontrada.

Tiempo después, se informó de verse una luz misteriosa que se ve en las noches de niebla y que botas chirrean lo largo de las vías del tren en donde Baldwin murió. Incluso ha interferido con los trenes que vienen de otras estaciones. Algunos dicen que es sólo la niebla o un efecto que se produce por el pantano cercano que mezcla la luz de la carretera, pero otros tienen una historia diferente.

Será que Joe Baldwin está realmente en busca de su cabeza? El hecho de que la luz se asocie con la historia de Joe Baldwin, un conductor de tren que se decía había sido decapitado al caer o resbalar por los rieles, a lo largo del ferrocarril de Wilmington a Manchester, a finales de 1800.

De acuerdo con la versión más común de la leyenda, Joe Baldwin era el único operario de las vías del tren con destino a Wilmington en una noche lluviosa en 1867. A medida que el tren se acercaba a la intercepción, Baldwin se dio cuenta de que el riel no se había desprendido del resto. Él sabía que estaba siguiendo otro tren, por lo que corrió a la plataforma trasera y frenéticamente agitó una linterna para señalar al tren que se aproximaba. El maquinista no pudo ver la señal que le hacía Joe, y Baldwin fue decapitado en la colisión. Algunas variantes de la historia añadieron que la cabeza de Baldwin nunca fue encontrada.

Poco después del accidente, los residentes del lugar y los empleados del ferrocarril reportaron avistamientos de una luz blanca a lo largo de un tramo de la vía de ferrocarril a través de pantanos al oeste de la estación de Maco, y se corrió la voz de que era Joe Baldwin que había regresado a buscar a su cabeza faltante. La luz se dice que aparece en la distancia, antes de acercarse a lo largo de las pistas mirando hacia el Este, flotando a una altura de unos 5 pies, y, o bien volando a un lado de la pista en un arco o que se aleja del espectador. Otros informes hablaban de verse luces verdes o rojas, u otros patrones de movimiento. 

Las primeras historias supuestamente datan de la década de 1870, y hasta que el terremoto de 1886 en Charleston, a menudo se informó de dos luces: empleados ferroviarios dijeron que los trenes de vez en cuando se habían detenido o retrasado debido a las actividades de la luz, que incluso se habían visto desde las cabinas de las locomotoras. La revista del ferrocarril Telegrafista, por ejemplo, informó en 1946 de que la luz se había visto el 3 de marzo de ese año, y sugirió que había estado apareciendo desde hace algunos años con anterioridad. Otra consideración temprana de la leyenda de Joe Baldwin fue dada por Robert Scott, editor de la costa atlántica de Line News, una revista de tren de fechada en 1932. 

Las historias similares “al hombre sin cabeza” se han encontrado asociados con otras luces de “fantasma” en los Estados Unidos, tales como la luz Bragg o la carretera fantasma y la luz de Gurdon: desde una perspectiva del folclore de la historia conectada con la luz de Maco, siendo sustancialmente la más antigua y más conocida y de haber recibido algún tipo de cobertura nacional, puede haber servido como punto de origen para los demás.

La Leyenda De La Sombra En El Puente

En un pobre suburbio en la ciudad de Johanesburgo, Sudafrica, hay un barrio desgraciado que se formó a lo largo de la línea del tren. 

Esta comunidad vive en circunstancias extrañas tierras ilegalmente ocupadas a la municipalidad. Un revoltijo de chozas que se construyeron en la parte inferior de la quebrada que está cortada por la línea de ferrocarril. Por lo tanto, las casas están apretados entre las paredes y la línea del tren. Es impresionante ver un tren de cuatro locomotoras y cientos de vagones de mineral para moverse a casi un metro de las puertas de las casas.

Obviamente, decenas de accidentes en su mayoría niños, han marcado la sangre de las paredes de las chozas. Un episodio documentado en la televisión local, vemos un coche de la ciudad que había entrado en la aldea para proporcionar cierta asistencia humanitaria y ser abrumada por las muestras de metal que sonar frenéticamente.

Pero por extraño que es para la mayoría de la población que vive en un lugar tan poco saludable, la gente del lugar se niegan a salir de donde enterraban a sus muertos. Una de estas personas, conocida como Doña Chepa, vio a su hija Matilda y su nieto ser literalmente rotos por la mitad después de haber sido atropellado por el tren. Cuando se prepara para salir de la casa, Matilde y su hijo (una bebe) oyeron el ruido del tren que se aproxima. No estaban dispuestos a esperar unos minutos para pasar por el pueblo, decidieron huir con el niño en su regazo. Un intento estúpido que se convirtió en tragedia cuando el disparo de la tela para el suelo en la puerta, por lo que madre e hijo cayeron exactamente en el medio de la pista.

Doña Kariga Gualeba, quien estaba en la cocina, vio todo y se estremeció después del accidente y se fue a pedir ayuda a los vecinos. Al no tener a dónde ir y negarse a ir a cualquier institución de asistencia, la vieja que había estado con la salud física muy pobre, resultó tener el mismo destino que la hija y nieto en las vías del tren en la noche del viernes durante el verano. No sé sabe hasta hoy si fue algún desafortunado accidente o un suicidio. Pero esta historia de la muerte y la tristeza sólo alimenta otro de esos casos triste de las comunidades populares que viven de la desdicha de ser pobres.

Dice la leyenda que todos los viernes por la noche durante el verano, en el puente de hierro, que está justo por encima del barranco, una figura de una anciana se sienta a cantar una triste letanía hasta la llegada del infalible tren.

sábado, 7 de abril de 2018

La Leyenda De La Mujer Del Taxi

La leyenda dice que una vez un taxista llamado Arnaldo terminó su turno después de un día largo y agotador. Después de dejar a su último cliente en el lugar deseado, se dirigía a su casa, ansioso por llegar pronto y descansar hasta para el otro día de trabajo. Pero en el camino, vio la primera curva a una mujer muy hermosa, esbelta y necesitaba que alguien la llevara.

A primera vista, Arnaldo se iluminó con la oportunidad, ya que hacia un tiempo en que se había separado de su esposa. Se detuvo con el coche junto a la joven y le preguntó: – ¿Dónde señorita le gustaría ir? Me podría llevar a un lugar cercano de la ciudad? – Pregunta la mujer con tanta dulzura. – La señorita no tiene miedo de estar dando vueltas durante la noche? – Pregunta Arnaldo, descontento con la respuesta de la mujer misteriosa.

Llévame a los lugares más bellos de la ciudad que serás recompensado. Arnaldo aceptó la propuesta y pidió a la mujer que subiera al coche. Curiosamente, ella le pidió al conductor que abriera la puerta para ella, porque no podía tocar el pomo de la puerta.

Este hecho dejó Arnaldo muy confuso, pero eligió continuar con el viaje. El conductor sirve como guía durante la noche. La llevó a los lugares más interesantes de la capital del estado, de los museos históricos como MASP, hasta sitios de interés como el Parque Ibirapuera. En todas partes se detuvo, la misteriosa mujer bajó del coche, de nuevo con la ayuda de Arnoldo para abrir la puerta, y deslumbrado ese momento como un niño viendo algo por primera vez.

Hizo girar y se rió, sorprendido por las maravillas que Arnoldo le presentaba durante el viaje. Arnaldo estaba tan encantado por la belleza de la chica que ni el sueño era capaz de hacer daño a lo largo del camino. En el camino, la hermosa mujer reveló a Arnaldo que ese día era su cumpleaños y ella solía caminar por la ciudad en la madrugada para celebrar la fecha festiva cada año.

Al mismo tiempo, cuando vieron a un hermoso lago, la señorita se quejó de no poder lavarse las manos. El taxista le preguntó por qué, pero ella respondió que no sería capaz de entender. Arnaldo nuevo mezclaba con las características peculiares del cliente. Pasaron muchas horas, era casi el amanecer cuando la mujer pidió al taxista que saliera del lugar donde estaba originalmente. Arnaldo se anima con la cantidad que recibe después de tantas calles transitadas.

Él aparcó el coche. Agradeció el viaje y se iba. El taxista le recordó el pago. Ella le preguntó si pasaría a su casa al día siguiente, porque en ese momento no tenía dinero. Enojado, Arnoldo trató de comprender la situación de la joven y tomó de nuevo una propuesta de la dama misteriosa y bella. Ella le dictó la dirección de su casa, “Calle de las Rosas, 13-66” y luego se alejó. En un instante, la mujer se había ido, pero Arnaldo prefiere dejar eso a un lado y se va a descansar. Por desgracia, el pobre taxista no se dio cuenta que estaba frente a un cementerio en la ciudad.

Al otro día, Arnoldo fue a la dirección que la mujer le había pasado a él. Cuando sonó la campana, fue recibido por una señora. Él dijo lo que había sucedido, pero le negaron que cualquier persona en la familia había estado en un taxi el día antes. Fue invitado a unirse, donde vio una foto de la joven que había pasado la noche con él.

Se confirmó que la señorita que estaba en ese retrato era con la que había salido. La señora se puso a llorar. Arnoldo no entendía por qué. Más tranquilo, la dama mostró al taxista que la imagen era su hija, que hacía tres años que había muerto en un accidente de tráfico en el día de su cumpleaños.